La UD Las Palmas, abonada al regreso de sus canteranos

Compartir

El conjunto amarillo ha practicado una política de repatriar el talento de su cantera durante casi la totalidad de la última década, siendo el guardameta Nauzet Pérez el último exponente de esta larga lista de regresos a la isla. 

El nuevo proyecto de la UD Las Palmas tiene cierto sabor canario. Esa es la realidad. Por un lado, están los canteranos que ya tienen en nómina y, por otro, están los que pueden llegar. De hecho, el primer fichaje de la era Jiménez ha sido un grancanario y ex canterano como Nauzet Pérez, quien tras 13 temporadas lejos de su tierra regresa a la isla con ganas de sumar ayuda en un equipo que buscará pelear por ascender a Primera.

Sin embargo, este tipo de operaciones no son nada nuevas en la entidad insular. Los amarillos están acostumbrados a repescar futbolistas con pasado en su cadena de filiales con el objetivo de reforzarse, una cuestión que le llevó a acumular muchos hombres de la casa en un momento en el que el club pertenecía a la élite. En ese sentido, con Ramírez como presidente se han contratado 9 ex canteranos en los últimos 10 cursos.

Los dos primeros en llegar de nuevo a la UD fueron Jorge Larena procedente del Celta y Pedro Vega procedente del Levante en la temporada 2009/2010. Dos años más tarde, en el verano de 2011, Momo regresaba a la isla tras haber conseguido el ascenso con el Betis y ya en el siguiente mercado de verano tanto Deivid como Nauzet Alemán también retornaron tras haber jugado en Sevilla Atco. y Valladolid respectivamente.

Sin embargo, tras jugar el Playoff por el ascenso de 2014, Las Palmas tiró la casa por la ventana para firmar a dos antiguos canteranos y a una leyenda. Aythami Artiles, Ángel López y Juan Carlos Valerón se sumaron al proyecto de Sergio Lobera que finalmente se quedó a unos pocos minutos de conseguir el ascenso ante el Córdoba. El central y el mediapunta dejaron el Dépor para volver y el lateral hizo lo propio con el Betis.

Aunque con la UD en Primera no se fichó a ningún canterano para traerlo de vuelta, la temporada antes de conseguir el billete a LaLiga regresó Jonathan Viera en calidad de cedido. La llegada del Mago de La Feria fue la última de un jugador con pasado en las categorías inferiores hasta que el pasado jueves se hizo oficial el fichaje de un Nauzet Pérez que vuelve a abrir la puerta a unos retornos más que habituales en el club.

La de Nauzet puede no ser la última

Por otro lado, el fichaje de Nauzet como nuevo portero de Las Palmas no podría ser el último en cuanto a ex canteranos se refiere. Los nombres de Deivid, que regresaría por segunda vez en su carrera, Dani Ojeda y Rubén Castro están sobre la mesa. De ese modo, los capítulos de retornos a casa volverían a ampliar su catálogo y la UD ya ha recorrido ese camino, por lo que no hay que descartar la apuesta por esta política.