Peñalba y Aquilani, otros asuntos a resolver por parte de la UD

Compartir
Alberto Aquilani en un partido ante el Getafe. Foto: Gabriel Jiménez (udlaspalmas.NET)

Tanto el argentino como el italiano tienen contrato en vigor y todavía no se ha desligado qué va a pasar con sus respectivos futuros, un aspecto que mantiene la continuidad en la discreción del trabajo por parte del club amarilla. 

Incógnitas por resolver. A Toni Otero se le acumula el trabajo. La UD Las Palmas tiene todavía muchísimas cuestiones a resolver en cuanto a la plantilla y, a poco menos de un mes para que arranque la pretemporada, hay jugadores con contrato que todavía no saben cuál es su situación. Entre ellos, además de los jugadores que habrían reclamado una salida, también están en esa situación Gaby Peñalba y Alberto Aquilani.

El caso del italiano parece claro. Su idea es la de no seguir en la entidad ante la falta de minutos. En ese sentido, su aportación deportiva no ha sido la que se esperaba; desde su llegada no encontró continuidad en cuanto a minutos y, cuando le tocó saltar al césped, no terminó tampoco de aportar su granito de arena para mejorar el colectivo amarillo. Todo indica que rescindirá de mutuo acuerdo, pero de momento no hay noticias.

Por su parte, el argentino sí que ha mostrado interés en quedarse en la isla y el nivel mostrado durante su etapa de amarillo ha sido mejor que la del romano. Sin embargo, una lesión que no se curó como debía le dio más quebraderos de cabeza de lo esperado y se perdió todo el final de esta pasada temporada. A pesar de ello, tendrá que ser Jiménez el que decida su cuenta con sus servicios para el reto de regresar a Primera.

Lo que parece evidente es que faltan unos cuantos flecos para cerrar lo que va a ser la próxima plantilla de la UD. Entre renovaciones, jugadores con contrato y posibles ventas, el verano grancanario va a estar más que divertido, pero también es cierto es que la discreción en el trabajo de Toni Otero en Las Palmas con la que está llevando todas las operaciones no deja ver nada más allá de lo que el propio club quiere que se sepa.

También te puede interesar…

#ANÁLISIS | Problema lateral 

Compartir
Artículo anteriorIncógnita en el lateral derecho
Artículo posteriorVicente Gómez, un pilar al que convencer