La ardua tarea de encontrar equipo tras salir de la UD

Compartir

Varios futbolistas continúan sin equipo tras finalizar su vinculación con la UD Las Palmas. El mercado no está siendo fácil para estos jugadores que, con las competiciones oficiales a punto de comenzar o incluso algunas ya iniciadas, continúan buscando nuevo destino.

La difícil tarea de encontrar nuevo equipo tras salir de la UD Las Palmas después de la nefasta temporada que finalizó en mayo. Michel Macedo, Alberto Aquilani, Raúl Lizoain, Imoh Ezekiel y Emmanuel Emenike buscan nuevo destino y continúan sin equipo a una semana de comenzar la mayoría de campeonatos ligueros.

Ni el palmarés ni haber sido seguido por algún equipo grande hace poco más de un año está sirviendo para jugadores como Alberto Aquilani o Michel Macedo. El italiano rescindió unas semanas después de iniciar la pretemporada y desde entonces se entrena en solitario. Se habló del interés de un equipo italiano, pero no ha cristalizado.

Por su parte, Michel Macedo no fue renovado por la UD Las Palmas y el brasileño, que llegó a tener interés del Barcelona la temporada anterior, no ha encontrado nuevo equipo. Durante un tiempo se especuló con que podía recalar en algún equipo de su país, pero a día de hoy sigue ejercitándose en solitario a la espera de resolver su futuro inmediato.

Por su parte, los nigerianos Imoh Ezekiel y Emmanuel Emenike han corrido la misma mala fortuna. El primero quedó libre tras el descenso amarillo que desactivaba la opción del segundo año en la UD, mientras que Emenike se fue sin debutar por lesión, rescindió con Olympiakos y actualmente está sin equipo.

El último de esta lista es Raúl Lizoain. Descartado por Manolo Jiménez hace dos semanas, el guardameta grancanario sonó para ocupar la portería del Nàstic, que finalmente se decidió por Isaac Becerra. Sigue buscando nuevo destino.

La nefasta temporada de la UD que culminó con un lamentable descenso a cuatro jornadas del final del campeonato sigue pesando en algunos jugadores, a los que está costando encontrar acomodo en otros equipos y para los que el tiempo juega en contra, ya que las plantillas comienzan a cerrarse y cada vez los huecos son menores.