Ningún equipo asciende en septiembre, por Jesús Izquierdo

Artículo de opinión de Jesús Izquierdo, redactor de Marca y Radio Marca Gran Canaria.

Compartir

C

harlaba hace unos días con Manolo Jiménez -en una entrevista para MARCA- y me quedé sorprendido por su naturalidad. En este fútbol en lo que todo toma una dimensión exagerada, es complicado ver a personas normales. Hablamos de lo complicada que será la Segunda este año y de la calidad de los equipos que la forman. “Ningún equipo asciende en septiembre”, me dijo. No puedo estar más de acuerdo.

Las Palmas, tras el estropicio del año pasado, ha abierto la ventana para ventilar. Veinte caras nuevas entre fichajes, la vuelta de Araujo, la promoción de Parras y el propio técnico es como para pensar que poco tiene que ver este equipo con lo heredado por Jémez.

Ese cambio radical, evidentemente, trae consigo una presión añadida. Si me preguntan diré que sí, Las Palmas tiene la mejor plantilla de Segunda. Los amarillos están obligados a ascender. Por lo civil o por lo criminal. Pocos entenderían que la UD no jugase la próxima campaña en el Metropolitano o en el Camp Nou. En eso creo que (casi) todos estamos de acuerdo. Para eso se ha planificado la plantilla. No hay otra.

Pero también hay que entender -o por lo menos así lo veo yo- que para que esta plantilla totalmente nueva se aprenda la coreografía que quiere diseñar Jiménez hace falta tiempo. Hasta el rabo todo es toro. El camino es largo y la regularidad es la única receta para conseguir el objetivo.

Quedan todavía 39 fechas para llegar a la meta. La presión y la exigencia te mantienen despierto. También la calma y la paciencia. La mezcla de esos ingredientes dará el éxito. De momento quédense con esto: Ningún equipo asciende en septiembre.

Artículo de opinión escrito por: Jesús Izquierdo, redactor de Marca y Radio Marca Gran Canaria

Twitter: @jesus_izdo