La UD supera las adversidades en la batalla de Almendralejo (1-2)

Compartir
Foto: La Liga

El equipo amarillo logró una victoria poco brillante pero muy meritoria ante un Extremadura que llevó el partido a su terreno. Con un tanto de Rubén Castro de penalti se adelantó, con otro penalti, esta vez inexistente, igualó el Extremadura, logró volver a marcar tras el descanso y finalmente supo sufrir media hora con un jugador menos tras la expulsión de Galarreta.

Esta UD también sabe sufrir para imponer la ley del grande. Con el mono de trabajo logró hacerse con los tres puntos el equipo amarillo de un estadio que no presentaba un césped en buenas condiciones. Pese a todo, el equipo amarillo se adelantó, supo sobreponerse de un penalti inexistente en contra y además demostró oficio con un jugador menos durante media hora. Otra muestra de la temporada que espera en Segunda.

Con un equipo parecido al que se puede considerar de gala saltó la UD al Francisco de la Hera. Jiménez optó por Fidel en la derecha y esta vez ubicó a Rafa Mir en la izquierda. En el medio, los que parecen tener la mayor confianza del técnico: Timor, Galarreta y Maikel Mesa. Preocupaba el césped y el calor, pero no afectó demasiado, al menos de entrada.

Aunque el Extremadura comenzó arrinconando a la UD a balón parado, el primero en golpear fue el equipo amarillo. Jugada ensayada en un saque de esquina en la que Galarreta recibe cómodo dentro del área para el remate. En su internada tras controlar, es enganchado por Zarfino, por lo que el colegiado señaló el punto de penalti. Rubén Castro anotó con tranquilidad y puso en ventaja a la UD al cuarto de hora. Poco antes estuvo a punto de hacerlo Rafa Mir, quien se encontró con Manu García.

Paso atrás y error arbitral

Pero pasó lo que está pasando con bastante frecuencia al plantel de Jiménez en lo que va de temporada. Con ventaja en el marcador, el equipo da un paso atrás y trata de hacer fútbol control, sin atacar con insistencia ni demostrar esa superioridad que se le presupone. De esta forma, el Extremadura comenzó a ganar metros más por insistencia que por calidad, pero ya rondaba el área de Raúl Fernández.

Rubén Castro estuvo a punto de hacer el segundo en una acción de Fidel que no logró conectar bien en el área, pero fue lo único de la UD en ataque hasta el empate local. Éste llegó también desde el punto de penalti, pero con la inestimable colaboración del colegiado. El colegiado Figueroa Vázquez vio penalti en una falta desde la frontal que pega entre el pecho y el hombro de Ruiz de Galarreta, pese a estar a escasos metros de la jugada.

Enric Gallego lanzó el penalti y se encontró con la mano salvadora de Raúl Fernández, pero el balón quedó suelto y a la segunda logró marcar el corpulento delantero local. Sin hacer nada especial, el Extremadura lograba empatar y además no se podría decir que de forma injusta, pues estaba insistiendo sobre el área amarilla, hoy verde.

Las protestas durante la semana y en el mismo partido de Juan Sabas surtían efecto. Penalti inexistente, partido bronco y árbitro aparentemente intranquilo ante tanta protesta y tensión durante la primera mitad. Pudo marcar antes del descanso Alberto De La Bella con un remate cruzado, pero el balón lo desvió un defensor a un saque de esquina que no vieron ni colegiado ni juez de línea.

Como pasara ante el Zaragoza, la UD tras el descanso salió con otra cara. La diferencia es que esta vez no se necesitó cambio de piezas ni de sistema. El equipo amarillo salió muy vertical de inicio y una falta lateral sobre Alberto De La Bella la puso en el área Fidel Chaves. Allí peinó primero levemente un defensor y el balón cayó a pies de Maikel Mesa, quien no perdonó a bocajarro y volvió a adelantar a los grancanarios.

Otra UD tras la reanudación

El equipo amarillo parecía con el orgullo herido y acto seguido Rubén Castro estuvo a punto de hacer el tercero. Tras regatear a Manu García, se quedó sin ángulo para poder tirar a portería y su posterior centro no encontró rematador. Esta sí era la UD que se esperaba.

Desde entonces el partido se puso bronco, con infinidad de faltas, tarjetas y nada de continuidad en el juego. El que se vio perjudicado fue el equipo amarillo, primero por no poder dominar el partido y posteriormente por un error infantil de Ruiz de Galarreta, que en un acto instintivo golpeó con la puntera a un rival en el suelo cuando ya estaba el balón detenido. El colegiado no lo dudó y le enseñó la segunda amarilla. Quedaba media hora de partido.

Sin embargo, el choque siguió por los mismos derroteros. Muchas faltas, tarjetas, interrupciones y rara vez que corría un minuto de juego sin ningún silbido del colegiado. Jiménez introdujo primero a Blum y luego a Fabio para refrescar un ataque ahora en inferioridad, mientras que Sabas dio entrada a todos los atacantes que disponía en el banquillo.

Pero la UD acabó imponiendo la ley del más grande y con una actuación estelar de Maikel Mesa y la seguridad mostrada por sus cuatro zagueros acabó amarrando una victoria de las que se suele decir que valen ascensos y campeonatos. La próxima semana, de vuelta al caviar de la categoría: llega el Málaga a Gran Canaria.

Extremadura UD vs Unión Deportiva Las Palmas

Extremadura: Manu García; Díez, Pardo, Djaló, Pomares; Zarfino, Olabe, Alex Barrera (Willy 59′); Valverde (Márquez 68′), Enric y Diego Capel (Chuli 59′).

UD Las Palmas: Raúl Fernández, Álvaro Lemos, David García, Juan Cala, De La Bella, David Timor, Ruiz de Galarreta, Maikel Mesa, Rafa Mir (Fabio González 74′), Fidel Chaves (Danny Blum 66′) y Rubén Castro (Pekhart 89′).

Goles: 0-1: Rubén Castro, de penalti (13′); 1-1: Gallego, de penalti (37′); 1-2: Maikel Mesa (49′).

Árbitro: Jorge Figueroa Vázquez (Comité Andaluz). Amonestó a Zarfino (12′), Olabe (19′), Rubén Castro (33′), Galarreta (35′), Diego Capel (44′), Valverde (60′), Fidel Chaves (66′), Raúl Fernández (76′), Chuli (84′), Manu García (84′). Expulsó a Galarreta por doble amonestación (62′).

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de LaLiga 123 2018-19, disputado en el Francisco De La Hera.