Golpe sobre la mesa (1-0)

Compartir
Foto: La Liga

El equipo amarillo logró imponerse ante el inexpugnable líder en un choque que confirmó que son los dos máximos aspirantes al ascenso. En un partido de detalles e infortunios en forma de lesión para la UD, decidió el acierto de Rafa Mir en un balón suelto en el área.

La UD confirma que va en serio. Así se lo hizo saber el Málaga y al resto de equipos de la categoría completando un partido grande, jugado como un equipo grande y con oficio. Un choque de altura que decidió Rafa Mir y donde el equipo amarillo dio un golpe potente sobre la mesa, reponiéndose de todos los infortunios que sufrió durante la tarde.

El partido ya empezaba torcido para el equipo amarillo. Christian Rivera sentía molestias en el calentamiento y entraba en el once titular Javi Castellano en su lugar. Probablemente ganaba velocidad pero perdía físico el plantel amarillo con este movimiento obligado. Lo que no se movió fue el dibujo, con un 4-2-3-1 donde se dejaba ver continuamente Maikel Mesa muy cerca de Rubén Castro.

El inicio fue toda una declaración de intenciones del Málaga, que por medio de Ontiveros comenzó haciendo intervenir desde el primer minuto a Raúl Fernández. Todo el peligro malacitano llegaba a través del marbellí, su jugador más determinante. A la UD le costaba empezar a sentirse cómodo en los primeros compases.

Penalti no pitado y dominio amarillo

Fue llegado el cuarto de hora de partido cuando se soltó el equipo de Manolo Jiménez, al que le hizo falta un primer aviso serio de Maikel Mesa que tuvo que rechazar con apuros Munir. A partir de ahí la UD empezó a creérselo y comenzó a someter al Málaga. Justo en esa acción llegó una de las acciones polémicas del partido. En la jugada de estrategia desde la esquina, Tana acaba siendo derribado por Cifu cuando se disponía a disparar a portería. Hasta dos veces le golpea el lateral, pero Ocón Arráiz, muy mal ubicado en la jugada, no estimó acción punible.

Se vino arriba la UD, que sin tener ocasiones claras comenzó a agobiar al Málaga a través especialmente de balones desde las bandas. No obstante, el cuadro malacitano demostró porqué llega con un sólo gol encajado a Gran Canaria y mostró gran solvencia defensiva. Pudo marcar también Blum de cabeza, pero faltaba puntería.

El Málaga logró sacudirse el dominio amarillo, ralentizó el ritmo del juego y lo único destacado hasta el descanso fue otro infortunio para el equipo amarillo, que también perdía al filo del entretiempo a Alberto De La Bella con problemas musculares. También justo antes del descanso un remate de Blanco Leschuk tras haber pitado fuera del juego el colegiado terminó en gol. En las imágenes se observa que el atacante podía estar en línea o adelantado muy ligeramente.

Más igualdad… hasta que llegó Rafa Mir

Tras el descanso poco cambió en cómputos generales. Dominio alterno pero esta vez con un poco más de presencia ofensiva de ambos equipos, que abrieron más el campo y buscaron algo más la portería rival. Sin embargo, los porteros seguían sin intervenir. Lo intentaron Ontiveros y Rubén Castro, pero sin puntería. Faltaba el último pase, especialmente a la UD.

Parecía que todo apuntaba a un empate sin goles. Pero estos partidos se definen en los detalles y ahí apareció Rafa Mir para ganar un balón suelto en el área y encontrar un remate a la media vuelta que se fue lejos del alcance de Munir. Quedaba un cuarto de hora y la UD había logrado lo más complicado: hacerle un gol al Málaga y ponerse por delante.

Lejos de echarse atrás, la UD quiso mantener la amenaza al Málaga y Jiménez introdujo a Pekhart por un Javi Castellano que se fue mareado del campo. El equipo amarillo terminaba el partido con el propio checo, Rafa Mir y Rubén Castro sobre el césped. También con Raúl Fernández, que se hizo gigante ante las nuevas tentativas de Ontiveros, el mejor futbolista del Málaga.

Al final la UD supo sufrir y manejar los momentos calientes del partido, alentados por más de 20.000 aficionados que vuelven a engancharse y soñar de la mano con el equipo amarillo. Era un día grande y tanto la afición con el plantel cumplieron. Licencia para soñar.

Unión Deportiva Las Palmas vs Málaga Club de Fútbol

UD Las Palmas: Raúl Fernández, Álvaro Lemos, David García, Juan Cala, De La Bella (Dani Castellano 42′), Javi Castellano (Pekhart 76′), David Timor, Maikel Mesa, Tana (Rafa Mir 63′), Danny Blum y Rubén Castro.

Málaga: Munir, Cifuentes, Luis Hernández, Pau, Ricca, N’Diaye, Adrián, Javier Ontiveros, Pacheco (Hicham 66′), Harper (Koné 78′) y Blanco Leschuk.

Goles: 1-0: Rafa Mir (74′)

Árbitro: Daniel Ocón Arráiz (Comité Riojano). Amonestó a Ricca (25′), Juan Cala (69′), Koné (89′), Lemos (92′)

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga 1|2|3 2018-19, disputado en el Estadio Gran Canaria ante 21.350 espectadores.