Parras: “Mi intención es luchar por un puesto en la UD”

Compartir

El lateral derecho no se plantea, para nada, salir de Las Palmas este verano, ya que sigue creyendo en sus posibilidades de triunfar. A pesar de no contar con minutos sigue trabajando bajo la confianza de un Jiménez que le pide paciencia, algo que le está ayudando a sobrellevar su falta de minutos. 

No quiere bajar los brazos. “Este era mi sueño. Soy muy joven y estoy en el proyecto del mejor equipo de la categoría. Queda mucho y sigo trabajando duro y con ilusión. No voy a bajar los brazos hasta lograr mi objetivo. Mi sueño sigue en pie. En mi caso nunca tuve nadie por delante en la alineación. Esto me hace superarme, no bajo los brazos”.

¿Qué le dice Jiménez? “Me dice que tenga paciencia. Él está contento con mi trabajo y yo contento por la manera que se acerca a mí y la confianza que me da. Cuando crea que esté para jugar intentaré aprovechar la oportunidad. Soy joven, tengo que aprovechar mucho. Sé que en pretemporada estuve bastante bien. Me siento con mucha confianza”.

No se plantea salir en invierno. “Mi intención es luchar por un puesto en la UD Las Palmas. Creo que puedo jugar aquí, confío en mí mismo y lo voy a seguir intentando. Mi sueño es triunfar en este club. Esto está empezando y es muy largo”.

La dificultad de entrar en el once. “Este equipo que se ha hecho es ganador. Mi trabajo es buscar un puesto. Los canarios son buenos, pero los que han venido también aportan mucha calidad. Es el mejor equipo de Segunda. Es difícil apostar por los jóvenes”.

Aprendiendo a marchas forzadas. “Se aprenden muchas cosas. He aprendido a defender a jugadores más experimentados como Momo, Araujo y Rubén. Veo los trucos que utilizan. En Tercera era más fácil defender. Debo ser más seguro”.

¿Qué le ha sorprendido de este tiempo en el primer equipo? “Lo que más me ha sorprendido del grupo es el compañerismo y la unión. Me he sentido aquí como si estuviera en el filial. Todos me han ayudado a acoplarme”.

También te puede interesar…

#CANTERA | Ante la falta de gol, regularidad