La insólita carambola con los porteros de la UD

Compartir

Teniendo en cuenta las circunstancias de esta semana, Paco Herrera se ha visto obligado a cambiar de piezas en la convocatoria para paliar los problemas que está teniendo para elegir a sus dos porteros para Lugo. 

Lesiones, sanciones y problemas varios en la portería. La UD Las Palmas ha tenido una semana en cuento a sus porteros se refiere y eso le ha obligado a realizar una serie de cambios que han acabado en carambola. La lesión de Raúl Fernández le obliga a parar y eso activó la maquinaria del filial para que Herrera pudiese tener a su disposición un meta suplente que escudase a Nauzet Pérez en el Anxo Carro.

Sin embargo, cuando lo habitual habría sido que Josep Martínez asumiese esa tarea por veteranía y calidad, una sanción por un incidente el pasado domingo en Coruxo le ha alejado del primer equipo de forma definitiva. Un pequeño intercambio de pareceres con la grada y una patada a un bidón de agua van a privar al arquero de Alzira de poder estar ni con Las Palmas Atlético ni con el primer equipo.

Ahí es donde entra Álvaro Vallés. El guardameta sevillano aterrizó en el Departamento de Captación y Formación de la UD este verano procedente del filial del Betis, aunque no ha podido contar con el protagonismo deseado. Tras cuajar una buena pretemporada con el filial, Josep le quitó el sitio y desde entonces no ha tenido minutos sin ni siquiera llegar a debutar de amarillo de forma oficial.

Pero las circunstancias obligan a Las Palmas a cambiar de portero y meten al sevillano directamente en la convocatoria. En ese sentido, cuando parecía que por fin iba a tener oportunidad de vestirse de corto en un encuentro de liga con el filial, la llamada del primer equipo le va a privar de ese debut. Eso dejaría a Benito del Valle como el titular el domingo en el Anexo al Estadio de Gran Canaria.

También te puede interesar…

#MERCADO | Los fichajes invernales de la UD están en el filial según Paco Herrera