¡ALERTA ROJA! (4-1)

Compartir

La UD Las Palmas cierra el 2018 con una nueva y sonrojante derrota que vuelve a dejar claro que este equipo no está para pelear por el ascenso a día de hoy. En un cúmulo de errores defensivos y fallos a la hora de convertir, el Córdoba fue capaz de aprovechar la poca contundencia atrás de los de Herrera para endosarles otra goleada. El parón será largo. 

Siendo la ausencia de Rubén Castro la gran sorpresa de un once que, salvo esa, repetía uno por uno los hombres del derbi, la UD se plantó en el Arcángel dispuesto a cerrar el 2018 con victoria y a demostrar los brotes verdes del domingo pasada en Siete Palmas. Enfrente estaba un Córdoba más necesitado que los amarillos, un aspecto que llevó a Curro Torres a colocar un once sin un delantero de referencia, pero con más velocidad en el frente de ataque para intentar sorprender a su rival.

De esa manera, en las primeras dos acciones del choque el cuadro cordobés buscó ganar la espalda a los insulares sin demasiada suerte por culpa de los fuera de juego. A pesar de ello, la presión de los hombres de Paco Herrera surtió efecto y eso les llevó a dominar. Un centro y un disparo de Blum pusieron en aprietos a la zaga andaluza en apenas 4 minutos de juego, arrinconándoles en su área.

Otro disparo cruzado de Araujo tras una recuperación rápida de Las Palmas se terminó convirtiendo en la mejor ocasión del partido, ya que la pelota pasó muy cerca del palo de la meta de Carlos Abad. Sin embargo, en una contra el Córdoba respondió y Jaime Romero mandó el balón a la madera tras una jugada individual.

A partir de ahí, la UD perdió la referencia del balón y la posesión no le estaba durando lo suficiente para crear peligro. Fueron los califas los que habían conseguido cambiar las tornas para llevar a los amarillos a tener que esperar. La presión ya no funcionaba igual y el conjunto local ganaba terreno con más facilidad, aunque no terminaba de generar ocasiones para darle trabajo a un Raúl Fernández sin protagonismo hasta el momento para beneficio de los grancanarios.

Las sensaciones no eran demasiado buenas para la UD. Había problemas para retener la posesión y para salir desde atrás. Galarreta y Timor no estaban del todo cómodos, y se notaba. Aun así, una buena contra amarilla iniciada por Araujo terminó con un cabezazo de Rafa Mir que despejó Carlos Abad a córner. De eso era de lo que estaba viviendo el cuadro insular, de las contras y de los pases largos.

Precisamente en una contra, pero del Córdoba, Romero encontró petróleo primero ganándole el sitio a Dani Castellano y, después, con un balón dividido que le cayó franco tras un envite con Cala batió con un disparo muy cruzado a Raúl.

Las Palmas comenzaba de nuevo fuera de casa por detrás y le tocaba reaccionar. Un tiro lejano de Araujo y un remate forzado de David García fueron la respuesta a la estocada andaluza, dejando patente que no iban a tirar la toalla. La participación de los hombres ofensivos de Herrera era buena, habían recuperado su sitio en el campo y se asomaban por el área blanquiverde con más normalidad, pero no estaban acertados en los metros finales para cambiar su destino.

Esa valentía para ir a por el empate no le sirvió para mejorar el resultado antes de la llegada del descanso. Quizás por esa razón Rubén Castro no esperó más tiempo por una oportunidad y saltó al césped por Blum nada más reiniciarse el partido. El peligro del ‘Moña‘ se hizo notar nada más aparecer en el partido, aunque no estuvo acertado a la hora de tomar la decisión definitiva para chutar.

Un disparo de Mir que se marchó fuera rompió un poco una tónica de demasiado juego desarrollándose por el centro del campo. La UD necesitaba un empujón más, una pizca de chispa que le diera opciones claras de meterse en el partido, algo que terminó llegando. Un centro de Lemos que intentó controlar Araujo dejó la pelota en el césped un tanto embarullada por un intento de disparo de Mir, pero ahí estaba Rubén Castro para con un tiro seco empatar el encuentro en un momento importante.

Con el empate en el bolsillo, Las Palmas se tiró a por el empate y el peligro era bastante real en todos los sentidos. Una gran jugada por banda de Rubén en la que Araujo no pudo rematar limpio con toda la portería para él y un chut fortísimo de Timor desde larga distancia dejaba claro que los amarillos iban a por el partido.

Pero otro error condenó a los de Herrera cuando mejor estaban. Un intento de despeje de Álvaro Lemos con su pierna mala llevó a un Piovaccari recién entrado en el campo a controlar con el pecho y fusilar a Raúl Fernández. Otra vez se ponía por delante el Córdoba sin dejar tocado a su rival, porque la UD se fue a por el empate otra vez con la misma insistencia de antes, sabiendo que el empate no le valía para prácticamente nada y con la mente otra vez un poco borrosa.

De las ganas de los insulares de ir a por el empate llegó una ocasión a bocajarro de Araujo que despejó Carlos Abad con la pierna, con la mala fortuna de convertir una oportunidad de empate en el tercer tanto cordobés. Andrés Martín encontró una autopista por la banda izquierda y no falló en el uno contra uno ante Raúl Fernández, rompiendo con todas las esperanzas de remontar el choque.

Las facilidades atrás fueron mortales, la falta de acierto deja en evidencia que algo no anda bien en las cabezas de los jugadores. De ese modo, con el partido bien cuesta arriba ya no había acierto ni en el pase, ni en los ánimos ni en nada. Por ese motivo tras muchos minutos intrascendentes otra contra le dio a Piovaccari la oportunidad de volver a destrozar a Raúl y darle una puntilla más a la UD.

Sin reacción con la llegada de Herrera y dejando una imagen bastante lamentable lejos de casa, Las Palmas ya está metida en problemas justo antes de un parón navideño que tiene pinta de ser bastante largo. Un plantel perfilado para ascender se está convirtiendo en un filón para cualquier rival con un poco de verticalidad. Los amarillos crean ocasiones, sí, pero ni las convierten ni consigue que no le hagan daño, dos cuestiones que les colocan como único objetivo eludir el descenso.

Córdoba Club de Fútbol vs Unión Deportiva Las Palmas

Córdoba CF: Carlos Abad; Loureiro, Luis Muñoz, Aythami, Galán; De las Cuevas, Vallejo, Toure (Quintanilla, 86′); Jovanovic (Piovaccari, 65′), Jaime Romero y Sebas (Andrés, 45′).

UD Las Palmas: Raúl; Lemos, David García, Cala, Dani Castellano; Fidel (Momo, 82′), Timor, Galarreta, Blum (Rubén Castro, 45′); Rafa Mir (Maikel Mesa, 71′) y Sergio Araujo.

Goles: 1-0, Jaime Romero (27′). 1-1, Rubén Castro (56′). 2-1, Piovaccari (65′). 3-1, Andrés (72′). 4-1, Piovaccari (84′).

Árbitro: Javier Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Amonestó a Blati Toure (31′), Cala (49′), Fidel (57′) y Loureiro (61′).

Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada de LaLiga 1|2|3 2018/2019 que enfrentó al Córdoba CF con la UD Las Palmas. El encuentro se disputó en el Estadio Nuevo Arcángel ante 8.548 espectadores.