La UD vuelve al trabajo

Compartir
Foto: udlaspalmas

La UD Las Palmas ha regresado a los entrenamientos en la tarde de hoy con el objetivo de preparar el próximo partido ante el Rayo Majadahonda.

Se acabó el parón navideño. Las Palmas tiene el complicado reto de conseguir realizar un segundo tramo de temporada impecable, para poder estar entre los equipos que optan a conseguir estar entre los primeros clasificados. Los amarillos ya no quieren pensar en lo sucedido en el los últimos partidos y solo tienen en mente el próximo encuentro ante el Majadahonda.

La plantilla se ejercitó en las instalaciones del Complejo Deportivo El Hornillo desde las 16:30. Danny Blum y Sergio Araujo han sido las ausencias más notables del entrenamiento. El jugador argentino cuenta con el permiso del club para poder incorporarse a los entrenamientos en los próximos días. El alemán está lesionado y será baja los próximos dos meses.

La presencia de jugadores del filial con el grupo ha sido la gran  novedad del entrenamiento. Kirian, Eric Curbelo y Josep realizaron el primer entreno tras el parón navideño con la primera plantilla, lo que puede ser una clara declaración de intenciones por parte de Herrera, que siempre que ha sido preguntado por la necesidad de realizar refuerzos, ha insistido en tirar de la cantera.

Foto: udlaspalmas

Otra de las sorpresas que nos deja la vuelta a los entrenamientos de los amarillos es el ver entrenando con normalidad a Iñigo Ruíz de Galarreta. El futbolista vasco estará de baja las próximas seis semanas. Sin embargo, después de colocarse una férula termoplástica que le inmoviliza la fractura del segundo metacarpiano izquierdo, no tuvo problemas para poder completar el entrenamiento con total normalidad.

La UD quiere cambiar por completo la imagen que ha ofrecido en 2018 y, ahora, solo piensa en ser el equipo que se esperaba hace tan solo unos meses, cuando los amarillos eran claros favoritos para conseguir estar en las posiciones de arriba.

También te puede interesar…

#ACTUALIDAD | Danny Blum, entre 6 y 8 semanas de baja