Mañana para olvidar (3-0)

Compartir
Foto: UD Las Palmas

Los hombres de Juan Manuel Rodríguez cayeron ante el Unionistas tras cuajar una primera parte para olvidar en la que aparecieron todos los goles del choque. En la segunda mitad hubo cierta mejoría de Las Palmas Atlético  

No empezó mal el filial, intentando ser agresivo y acercándose a las inmediaciones de un Molina que estaba muy seguro. Poco a poco, Unionistas comenzó a dominar la posesión y las primeras ocasiones llegaron hasta el punto de hacer trabajar a Josep Martínez. El objetivo del equipo charro era ir encerrando a los amarillos en su propio campo y lo fue consiguiendo con claridad pese a los intentos visitantes.

Las Palmas buscó hacer daño por las bandas, intentando encontrar tanto a Cedrés como a Joel por las bandas. Durante unos minutos el choque se igualó, aunque un disparo con mucho peligro de Hernández pudo cambiar la dinámica. Eso sí, eran los salmantinos los que llevaban la voz cantante y los que dominaban la situación.

En una jugada embarullada en el área de Molina, Edu Espiau reclamó penalti sin mucha suerte en una de las pocas asomadas de los insulares por la portería.

Con el paso de los minutos, la insistencia de los charros surtió efecto cuando un disparo atajado por Josep fue aprovechado por un Guille Andrés que estaba con la caña lista para mandar el balón al fondo de las mallas. Los jugadores de la UD se quedaron quietos pensando que había fuera de juego y el delantero no dudó para seguir la jugada hasta adelantar al Unionistas en el marcador.

Tras el tanto se vino arriba el cuadro salmantino, obligando a Las Palmas a esforzarse al máximo en defensa. Yéremi sacó un balón bajo palos que pudo ser el segundo y, salvo una falta botada por Kirian, no tiraron entre los tres palos. La ansiedad por tener un resultado en contra entró en juego y los de Aguirre no dudaron a la hora de ir a por más goles viendo lo bien que se le había puesto el choque.

Fueron varios los avisos de Unionistas hasta que una buena jugada entre De la Nava y Guille Andrés llevó a éste último a batir de nuevo a Josep con un disparo cruzado en el que poco pudo hacer el meta de Alzira.

El panorama hizo reaccionar a un Juan Manuel Rodríguez que realizó después de sólo 35 minutos de partido, hacer un doble cambio: Cedrés y Joel se marcharon para dejar sitio a Ismael y un Alberto Reina que debutaba de amarillo. No obstante, este intento de cambiar el partido no surtió efecto, es más, cayó otro tanto en una muy mala entrega de Kirian que Jorge Hernández no desaprovechó.

Pusieron corazón los cachorros amarillos ante dos salvadas más de Josep que pudieron hundir un poco más a un filial tocado y al que el descanso ayudó.

La presencia de la UD cerca de las inmediaciones de Molina aumentó ya en los últimos minutos de la primera mitad, algo que se intentó en los primeros minutos del reinicio. Varios disparos quisieron recortar distancias, pero hasta el momento no estaba siendo el mejor día para los cachorros. El partido estaba siendo muy difícil de sobrellevar por la seguridad de los salmantinos en casi todas las acciones.

A pesar de todo, Las Palmas tomó un poco más de cuerpo con el paso de los minutos y eso le dio la oportunidad de intentar acercar posturas. Sin embargo, el encuentro estaba muy controlado por el conjunto charro porque no dejaba que su rival encontrase cierta comodidad para llevar la transiciones en ataque.

Quiso Juan Manuel Rodríguez entonces gastar todas sus balas en liza y cuando todavía restaba más de media hora para el final dio entrada a Toni Segura para seguir acumulando hombres en ataque. Lo cierto es que los insulares tenía más balón, aunque sin el ritmo ni la tensión suficiente como para empezar a generar ocasiones. Fue ahí cuando Unionistas pensó en empezar a cerrar el partido.

Todo estaba muy calmado hasta que Toni Segura realizó un disparo tremendo que tuvo que atajar Molina en dos tiempos. Fue ahí cuando la UD empezó a llevar el peso del partido fruto de la relajación y la intención de su rival, algo que llevó otra vez a Segura a desmelenarse en busca de algún gol con el que maquillar el resultado.

Pero eso no llevó a los salmantinos a encerrarse atrás sin más, porque también tuvieron sus opciones de llegar al ataque y en alguna ocasión pudo caer el cuarto. No era el mejor partido del filial ni mucho menos, no le salían las cosas y enfrente tenía un equipo que estaba perfectamente preparado para evitar que le hicieran daño. En ese sentido, la calma de la renta era clave para poder llevar el encuentro donde querían ante un filial al que la necesidad de ganar le generó cierto nerviosismo.

De este modo, Las Palmas Atlético sigue sin salir de ese bache en el que se metió al final de la primera vuelta y que está arrastrando en esta segunda. Los amarillos necesitan una victoria cuanto antes para alejarse de los puestos de abajo y no pasar los apuros de la temporada pasada. Hoy no fue el día para dar por acabado con la mini crisis, pero a buen seguro Juan Manuel tomará nota para el futuro.

Unionistas de Salamanca Club de Fútbol vs Las Palmas Atlético

Unionistas: Molina; Góngora, Vicente, Ayoze, Piojo; Hernández (Unai, 75′), Llano, Ribelles (Albisua, 84′), Navas; Guille Andrés (Manjón, 70′) y De la Nava.

Las Palmas Atlético: Josep; Fortes, Álex Suárez, Camacho (Toni Segura, 59′), Yéremi; Fabio, Gopar; Cedrés (Athuman, 35′), Kirian, Joel (Alberto Reina, 35′); y Edu Espiau.

Goles: 1-0, Guille Andrés (22′). 2-0, Guille Andrés (30′). 3-0, Jorge Hernández (41′).

Árbitro: Ekaitz Ikiñi García Arriola (Comité Vasco). Amonestó a Fabio (16′).

Incidencias: Partido correspondiente a la 21ª jornada del Grupo I de la Segunda División B 2018/2019 que enfrentó al Unionistas de Salamanca ante Las Palmas Atlético en las Pistas del Helmántico ante 1.574 espectadores.