Peñalba regresa al puzzle de Herrera

Compartir

El argentino es un jugador fundamental para el esquema del técnico catalán y su participación es clave para que tanto Timor como Galarreta tengan que trabajar menos en labores defensivas, centrándose así en las creativas. 

Aunque su expulsión fue un error grave que no debió cometer, después de cumplir con un partido de sanción Peñalba está de vuelta. Y eso significa una buena noticia. La UD no sólo recupera un jugador importante que había sido titular en todos los partidos de este 2019, sino que también tiene ya de regreso a una pieza básica en su esquema porque el pivote se ha hecho imprescindible en la medular amarilla.

Gracias a su capacidad para recular y sacar el balón, libera mucho a los dos volantes que emplea Paco Herrera en el dibujo con el que está intentando sacar adelante el barco. Timor y Galarreta se encuentran mucho más cómodos con el de Quilmes vigilando bien cerca sus espaldas, algo a lo que añade una buena capacidad para sacar el balón jugado para que, también, tengan que recorrer menos kilómetros.

Durante el partido de La Rosaleda se vio que Javi Castellano no pudo cumplir con el rol del argentino porque, básicamente, no es capaz de sacar la pelota jugada. Eso retrasó muchos metros el ataque amarillo, obligando a Galarreta a aparecer muy cerca de la zona de los centrales para poder mirar hacia delante. Eso perjudicó a Las Palmas, pero a Herrera no le pareció importarle dejando fuera a Mesa de la lista.

Sin embargo, ahora le recupera justo para un partido muy importante y en el que la UD o da el do de pecho o seguirá sumida en una espiral de negatividad. La clasificación marca las necesidades de este proyecto y sólo ganando, encontrando continuidad lejos de casa, se puede empezar a salir adelante tal como quieren en el club.