La UD del «sí se puede»: presión, posesión y gol

Compartir

No queda mucho tiempo para que Pepe Mel decida cuál será su primer once titular. Son muchos factores a tener en cuenta y es corto el margen de maniobra si la intención es ganar al Deportivo y enviarle un mensaje de seguridad a la afición.

Si quedan 14 partidos para que finalice el campeonato, como mínimo nueve deben caer de lado amarillo. Para conseguirlo habrá que jugar bien las cartas físicas y emocionales que sea capaz de aportar cada futbolista.

Estas primeras horas le han valido a Pepe Mel para probar hasta tres onces diferentes, dos en la mañana de este miércoles y un tercero durante el entrenamiento de esta tarde: Raúl, Lemos, Cala, Mantovani, Dani, Maikel Mesa, Galarreta , Momo, Blum, Araujo y Perkhart.

Por el momento estamos viendo a un Mel muy exigente. Ese «sí se puede» que resonó ayer en todos los medios de la isla parece seguir vibrando en la conciencia del madrileño. Se lo cree y hacer imprimir esa motivación en los jugadores de la Unión Deportiva.

Esta tarde ha incidido mucho en algunas claves fundamentales y francamente deficientes en la etapa de Paco Herrera: presión, posesión y finalización.

Cabe recordar que de cara a la próxima jornada, Las Palmas no podrá contar con Rafa Mir, ni Juan Cala, ambos lesionados, y que David Timor no ha podido acabar el entrenamiento vespertino a causa de una lesión, de la que todavía se desconoce el pronóstico.

El equipo se volverá a ejercitar mañana jueves, a las 18:00, en el Estadio Gran Canaria. El viernes volverá a Telde y el sábado, la última sesión antes del partido se desarrollará en Siete Palmas.