Dimisiones en el Deportivo por la crisis de resultados

Compartir
Foto:LaLiga

Tres derrotas consecutivas han provocado un terremoto en uno de los grandes candidatos al ascenso a la Primera División. El Deportivo de La Coruña, tras caer este domingo en casa ante el Extremadura, ha comunicado la dimisión de su presidente, Tino Fernández, y de su junta directiva. 

Tras el cambio de entrenador que significó la incorporación de Pep Lluis Martí al banquillo del conjunto gallego se esperaba una revolución en los resultados que permitieran al Deportivo volver a meterse en la pelea por los puestos de ascenso directo. Nada más lejos de la realidad. Cero puntos de nueve posibles y un equipo que ya está a cuatro puntos de los puestos de playoff.

En La Coruña los dirigentes sí asumen responsabilidades por la situación del club, lo que ha provocado que el presidente, Tino Fernández, y su junta directiva al completo hayan presentado la dimisión y una junta general extraordinaria para nombrar a un nuevo mandatario. El equipo de Vicente Gómez y David Simón afronta un sprint final de temporada convulso, con entrenador nuevo y sin presidente.

Así lo ha anunciado el club a través de un comunicado oficial:

«El Real Club Deportivo de La Coruña SAD anuncia la convocatoria de una Junta General Extraordinaria de Accionistas en la que los seis miembros del Consejo de Administración de la entidad renunciarán al cargo para proceder al nombramiento de un nuevo equipo de gobierno.

Tras la reunión del Consejo de Administración de hoy se han dado instrucciones a la Asesoría Jurídica del Club para que en el menor plazo posible se publiquen los anuncios oficiales y dicha Junta se celebre.

El Consejo de Administración del Real Club Deportivo quiere pedir a todo el deportivismo el máximo apoyo en lo que resta de temporada, se puedan alcanzar los objetivos, todavía materializables, de sus dos principales equipos: el ascenso del Real Club Deportivo a LaLiga Santander y el del Deportivo ABANCA a la Liga Iberdrola».

Compartir
Artículo anteriorMel busca en el filial el talento perdido
Artículo posteriorEl 9 que nunca llega: cuatro años sin un goleador