El filial hace un llamamiento para llenar el Anexo

Compartir
Foto: udlaspalmas

El todo por el todo. A Las Palmas Atlético solo le quedan dos balas por delante para volver a salvar la categoría in extremis. El año pasado fue con un gol de penalti en el último partido celebrado en el Anexo y este año se jugará las castañas en la penúltima jornada ante su afición este domingo ante un descendido Unión Adarve.

Las números son claros. El 16º puesto del grupo 1 de la Segunda División B está a tan solo un punto a falta de dos partidos y vencer en casa se presenta como una obligación para no jugarse el descenso en una eliminatoria que sería contra un equipo de la Tercera División. Ahora mismo, esa posición la ostenta el Salmantino, que juega ante el Internacional fuera de casa en un partido crucial también para el conjunto madrileño.

Por lo tanto, no fallar es la premisa marcada por Juan Manuel Rodríguez. Sobre todo porque el equipo que aterrizará en Gran Canaria este fin de semana está ya matemáticamente descendido a la Tercera División y hay que volver a convertir el Anexo en un fortín en las ocasiones especiales.

Y es que sacar los tres puntos este domingo se presume fundamental para la vela chica porque la última jornada toca visitar al filial del Atlético de Madrid, segundo clasificado y que tiene aún opciones matemáticas de terminar como líder y evitarse, por tanto, el camino largo a la Segunda División.

Por ello, la UD Las Palmas ha querido hacer un llamamiento a la afición con las voces de dos de los protagonistas del filial como Yeremi Valerón y Carlos González, que reclaman un Anexo lleno para poder celebrar, dependiendo del resto de resultados, que el equipo continuaría un año más en la categoría de bronce.