Dos bajas para ajustarse a un presupuesto low cost

Compartir

Continúa perfilándose la plantilla de la UD Las Palmas 2019/20. La reducción del presupuesto, que llegó a ser de récord en el año del descenso con los Rémy, Calleri, Viera y compañía, se tendrá que pagar con una notable operación salida y con la promoción de varios canteranos. Ya hay dos nombres propios que suenan con fuerza para salir.

El tope salarial volverá a dictaminar la Segunda División en el próximo curso. Con la ayuda por descenso a los tres equipos que bajarán de Primera – Rayo Vallecano, Huesca y, previsiblemente, el Girona -, el resto deberá hacer malabares para confeccionar una plantilla competitiva. La UD Las Palmas, que verá su presupuesto reducido en cerca de un 50%, será uno de los grandes animadores del mercado.

La Provincia ya avanza dos futbolistas que pueden encaminar esta operación salida. Según el diario, Mateo García – del que el presidente ya afirmó que ya había un acuerdo cercano a los tres millones de euros para su venta – sería el primero en aligerar el año de pérdidas económicas que está a punto de cerrar la UD. Su sobresaliente rendimiento en Grecia llenará las arcas del equipo amarillo.

El otro nombre propio que se destaca es el de Christian Rivera. A pesar de que la misma cabecera anunciara hace unos días que era uno de los cedidos que contaban para la próxima campaña con Pepe Mel, el mediocentro ha destacado en el Huesca y habría subido su caché. Algo que aprovechará la UD Las Palmas de Ramírez y Maiorino para ajustar el balance económico.