Mel, Josep y Maikel: un buen comienzo para la 2019/20

Compartir
Foto: ud las palmas

Comienza una época de la temporada frenética. Nombres propios que resuenan en los mentideros deportivos para llegar, salir o vincularse, de alguna manera, a la UD Las Palmas. Un proyecto que exige modificaciones importantes y que encabezarán Miguel Ángel Ramírez y Rocco Maiorino.

Entre las distintas operaciones que se llevarán a cabo este año, las más delicadas serán las de darle salida a los futbolistas actuales del club. Bien aquellos cuya vinculación contractual finaliza el próximo 30 de junio – especialmente aquellos jugadores de peso en el vestuario como David García o Momo -, como aquellos con una duración más larga que no han dado la talla este año.

Lo único claro es que la reconstrucción debe ser profunda tras los dos años y medio de fracasos encadenados. Visto que, a priori, en la parcela directiva no habrá dimisiones, las decisiones se tendrán que tomar sobre la plantilla. La primera, la del entrenador. Todavía no hay confirmación; solo buenas palabras. Pepe Mel parece el indicado para levantar el vuelo de un club deprimido: un técnico con experiencia en ascensos, que da oportunidades a la cantera y al que no le tiembla el pulso con medidas que puedan resultar impopulares.

Conocer a Ramírez y su forma de gobernar el club – y aceptarla – es otro factor que juega a favor de Mel. El presidente se ha mostrado siempre a favor del madrileño, pero deja la decisión en manos de la comisión deportiva. El sueldo del entrenador deberá adaptarse a un presupuesto que se verá considerablemente rebajado el próximo curso.

Sobre el césped se deberá premiar el nivel, la actitud y el potencial de aquellos que lo han demostrado esta temporada. Entre ellos, pese a no gozar del minutaje del resto (tal vez por ello su nombre no ha sonado nunca entre los señalados) hay que subrayar a Maikel Mesa. Ejemplo de compromiso en cada minuto con la camiseta amarilla y en cada declaración fuera del campo, el lagunero ha demostrado que puede ser el jefe del centro del campo que este año no ha encontrado la UD.

El otro nombre propio sobre el que reina la confianza de la afición es el de Josep Martínez. Un final de temporada en el que ha recogido el testigo en la portería y ha enseñado sus cualidades pese a su corta edad le convierten en uno de los caramelos para la 2019/20. Las informaciones apuntan a que compartirá vestuario con Raúl Fernández, guardameta con mayor cartel y con el que competiría el canterano por ser titular.

Un entrenador, un portero y un centrocampista que cuentan con el cariño de la mayoría de la afición. Que no salgan del club será una noticia agradable para la parroquia amarilla de cara a un verano en el que la campaña de abonados se presenta más complicada que nunca.