La rebaja salarial de los futbolistas, a paso lento

Compartir

A menos de dos semanas para el comienzo de la competición, no solo están frenadas las salidas y los fichajes de los jugadores que deben conformar la plantilla de la UD Las Palmas. La siempre delicada tarea de convencer a los futbolistas que se bajen el sueldo para adaptarse al nuevo escenario económico del club es un quebradero de cabeza que aún no ve la luz.

Miguel Ángel Ramírez manifestó en su tradicional rueda de prensa postemporada que el techo salarial del equipo se vería considerablemente reducido hasta los 7,5 millones de euros, aproximadamente. Acto seguido, mencionó que estaba en proceso de rebajar los gastos en las fichas y que se había hablado con los futbolistas de la primera plantilla para ello, algo a lo que, según las palabras del presidente, todos habían mostrado buena predisposición.

La realidad es que un mes y medio después, el club no ha anunciado ninguna renovación a la baja y La Liga le tiene prohibido, de momento, inscribir a su plantilla en la competición. La entidad respondió a ello con un comunicado en el que empleaba términos similares a los que pronunció Ramírez en su día: «la Unión Deportiva ha renegociado en las últimas semanas los contratos de la mayor parte de los jugadores, obteniendo muy buena predisposición por los futbolistas, conscientes del descenso de ingresos de la entidad amarilla», rezaba el texto.

En las últimas horas, el periodista deportivo de la Cadena Cope, Juan Francisco Cruz, se ha referido a la situación que atraviesa la UD como «el mayor problema económico desde el proceso concursal de 2004», y ha apuntado que Maikel Mesa es el único futbolista que ha aceptado la rebaja salarial. Por lo tanto, dicha «predisposición» de la que habla el club debe trasladarse a hechos concretos y oficiales para esquivar el riesgo del incumplimiento del fair play financiero. Y quedan muy pocos días para que esto suceda.

También te puede interesar…

#MERCADO | Los tres deseos de Pepe Mel para apuntalar la plantilla

Compartir
Artículo anteriorLos tres deseos de Pepe Mel para apuntalar la plantilla
Artículo posteriorLa Liga acepta la previsión de gastos e inscribe a la UD