Los deberes pendientes de Otero y Maiorino

Compartir
Foto: Canarias7

Faltan apenas tres semanas para que concluya el mercado de fichajes para los equipos de La Liga española. Mucho tiempo, sí, pero la UD lo está dejando todo para última hora. La promoción de los canteranos, la cesión de Drolé y las rescisiones de Cala y Fidel han sido las únicas noticias del mercado de fichajes, además de los futbolistas que han finalizado su contrato. Muchas cuentas pendientes para Otero y Rocco Maiorino en el sprint final del verano.

La venta de Mateo García

Hoy se cierra el mercado de fichajes en Inglaterra y la situación de Mateo García sigue inmóvil. Al argentino, cuyo trámite para conseguir pasaporte comunitario es una exigencia para que los equipos interesados acepten las pretensiones de la UD, se le complica su salida al Birmingham (tendría que producirse antes de las 17:00 horas de hoy). Desde Grecia, México y Estados Unidos no llegan a formalizarse ofertas por un extremo que termina contrato el próximo mes de junio.

Colocar a Christian Rivera y a Pekhart

La UD se ha puesto dura con las primeras ofertas recibidas por el mediocentro asturiano, pero deberá verse obligada a rebajar su demanda ya que el tiempo juega en su contra. El Leganés es el principal interesado por un futbolista que no cuenta en los planes de la UD y al que aún le restan tres años de contrato. Se rumorea que equipos de ligas extranjeras también le siguen, pero tan larga ha sido la espera que el centrocampista se ha visto obligado a entrenarse al margen de sus compañeros mientras espera ofertas. Situación similar a la de Pekhart, que firmó por dos temporadas y que apenas ha tenido protagonismo. Otro fichaje inexplicable.

Darle el gusto a Mel o desprenderse de Lemos

Mauricio Lemos es intocable para Pepe Mel, que quiere hacerse fuerte en la zona central y para quien el uruguayo es una de las piezas básicas para encajar su puzzle. El dilema, con la situación económica que sufre el club, es si debe darle salida para cuadrar cuentas o si darle el gusto a su entrenador o si Lemos será víctima de la obligada rebaja salarial y de fichas que necesita la entidad.

¿Saldrán Deivid y Javi Castellano?

Mel lo ha dejado claro: estos dos futbolistas lo tienen muy difícil para contar con minutos. Deivid y Javi Castellano no parten con oportunidades para jugar ya que sus prioridades pasan por otros futbolistas. Además, el técnico ha solicitado públicamente un refuerzo en la posición de mediocentro, algo que complicaría aún más las opciones del gemelo. Deivid parte como quinto central y todavía se espera por ver cuál será su situación.

Una rebaja salarial en masa

El plan de previsión de gastos que la UD le planteó a La Liga – y que fue aprobado – pasaba por la reducción de salarios del 85% de la actual plantilla, algo que aún no ha cristalizado. El regreso a la isla de los futbolistas esta semana debe acelerar dichas operaciones. Públicamente, tan solo Aythami Artiles, Maikel Mesa y Deivid han apuntado que no tendrán problema por ajustar sus condiciones. Eso sí, oficialmente no se ha producido aún ni una sola renovación a la baja.

¿Vender a un intocable?

De no aliviarse la situación económica con la celeridad que requiere la situación del club, la entidad deberá barajar la opción de darle salida a alguno de los futbolistas que parten como indiscutibles para equilibrar la balanza financiera. Araujo, Rubén Castro, Galarreta, Timor o Raúl Fernández encabezan la lista de los jugadores con mayor valor de mercado por los que la UD podría hacer una venta de emergencia llegado el caso.

El debate de la portería

Raúl Fernández encara la recta final de su recuperación y su calidad está fuera de toda duda. Pero ahí irrumpe con fuerza la figura de Josep Martínez. ¿Qué hacer con el guardameta vasco? Desde Huesca se apunta a que podría ser el sustituto de Jovanovic bajo palos y su salida podría suponer un ingreso extra para las necesitadas arcas amarillas. De quedarse, el debate de la titularidad en la portería se prolongaría durante toda la temporada puesto que Josep es una apuesta del club y no tener minutos frenaría su proyección.

El lateral derecho

Pepe Mel no ha ha pedido más incorporaciones para esta posición de la defensa, a pesar de solo contar con un especialista puro como Álvaro Lemos. La polivalencia de Eric Curbelo – que incluso parece ganarle la partida al gallego en la pretemporada – y las buenas apariciones de Fortes, que no tendrá ficha profesional pero que podrá alternar filial y primer equipo, podrían cubrir esta posición, la única que no estaría doblada entre las fichas profesionales.

Los tres refuerzos que pide Mel

El entrenador ha sido claro: necesita otro futbolista rápido para las bandas, un mediocentro más y, a ser posible, un delantero que complemente las facetas goleadoras de Araujo y Rubén. La UD deberá esperar hasta el último momento del mercado, ya que primero está obligada a reducir su plantilla y su masa salarial. Los acuerdos verbales como el alcanzado con Cristian Herrera a comienzos de verano podrían expirar.

Cómo encajaría Jonathan Viera

Miguel Ángel Ramírez vio la oportunidad y no la quiere dejar pasar, aunque no haya sido una prioridad para el cuerpo técnico o la dirección deportiva. ¿Cómo equilibraría una plantilla durante poco más de tres meses con una superestrella como Jonathan Viera en sus filas? ¿Cómo se sobrepondría a su ausencia a mitad de temporada si cristaliza el acuerdo? ¿Afectaría a la proyección de futbolistas de la cantera? Muchas preguntas que tendrán que responder desde la secretaría técnica del club.