Pedri regala sonrisas y los primeros tres puntos (1-0)

Compartir

Pedri es imprescindible. Se notó cuando no estuvo el fin de semana y hoy, cuando mantuvo el balón en su poder en los mejores minutos de la UD Las Palmas. Gracias a él, los aficionados se van a la cama hoy con la primera sonrisa del año. Un golazo del niño supone un triunfo que debe traducirse en un despegue de moral y resultados.

Con un once de circunstancias – como no podía ser de otra manera – saltaron los amarillos al verde. Entre las rotaciones propias de un partido entre semana y las ausencias por lesión, la alineación era muy poco reconocible: Fabio en el eje, Drolé y Srnic desde el inicio y Narváez cumpliendo las labores de delantero. Pedri, necesario pese a no haberse entrenado con el equipo, formó también en el once.

Pero, aún con el Plan C sobre el terreno de juego, la imagen mejoró sobremanera respecto a la ofrecida el pasado sábado. Nunca se dejó dominar la UD ante un Sporting realmente endeble, que es el espejo de club histórico venido a menos y con pocas aspiraciones en el que se miran a día de hoy en Las Palmas.

Tres llegadas calcadas a la espalda de los centrales dieron los primeros sustos a la portería de Mariño. Drolé – un auténtico rayo al que la cabeza le va a la mismas revoluciones que las piernas – aprovechó primero un gran servicio de Srnic al espacio pero no logró resolver. A Narváez le pasó tres cuartos de lo mismo tras un pase de Galarreta y, por último, fue Srnic quien se anticipó al portero para disfrutar de la más clara de la primera mitad.

Los pocos aficionados presentes en el Estadio reclamaron dos acciones que parecieron claras: la primera, la segunda amarilla de Babin tras un codazo en la cara de Narváez en la mismísima cara del juez de línea; la segunda, un penalti por una mano de un defensor que se arrastró a frenar una internada prodigiosa de Pedri, que se sujetó el timón en el ocaso de los 45 minutos iniciales.

La anécdota, casi histórica en este arranque liguero para la UD, fue que el portero rival tuvo que intervenir ante un remate a portería. Fue en el minuto 39 con un flojo testarazo que firmó De la Bella tras un córner. Sirvió al menos para cortar la acidez de comentarios y empezar de nuevo esta maldita cuenta de minutos.

Pedri invita a soñar

Las sensaciones positivas con las que culminó la primera mitad se prolongaron en la segunda. Nunca sufrió más de lo debido la UD en defensa y poco a poco se acercaba a los dominios de Mariño, defendido por una zaga de un nivel irreconocible para un conjunto de la categoría como el Sporting. Narváez, que tuvo que ser sustituido, dio el primer susto con un cabezazo claro tras un córner que atrapó manso el guardameta.

Y, entre medias de dos contraataques en los que Drolé corrió como un galgo pero decidió como un alevín, llegó la acción del partido. De la Bella, más fresco que de costumbre en ataque, llegó a las inmediaciones del área, se la puso a Pedri que conectó una volea extraordinaria que se coló por el primer palo del portero. Un remate impropio de un futbolista que se adueñó del encuentro y que celebró su primer tanto en Segunda con unas acciones de auténtico espectáculo. Las Palmas ha forjado un diamante que dará tardes de gloria en el Camp Nou.

El Sporting subió una marcha para buscar el empate pero demostró ser un equipo sin ningún tipo de fundamento pese a los nombres propios que maneja. Kirian, que hoy salió de refuerzo, pudo sentenciar pero su volea no fue tan precisa como la de su joven paisano. El marcador no se movería gracias a una parada espectacular de Josep en el descuento y a Pedri, al que hoy le costará conciliar el sueño, culmina una semana mágica en la que ha marcado con la selección y con la UD. Casi nada para un adolescente.

UD Las Palmas:  Josep Martínez; Álvaro Lemos, Aythami, M. Lemos, De la Bella; Fabio, Galarreta, Narváez (Juan Fernández, 60′), Drolé (Kirian, 69′), Pedri y Srnic (Cedrés, 85′).

Real Sporting: Mariño; Molinero, Babin, M. Valiente, D. Pérez (Unai Medina, 46′); Javi Fuego, Nacho Méndez (Pablo Pérez, 54′), Carmona, Manu García; Djuka y Álvaro Vázquez (Aitor, 70′).

Goles: 1-0, Pedri (62′)

Árbitro: Óliver De la Fuente Ramos (Comité castellano-leonés). Amonestó a Babín (8′), Méndez (12′), De la Bella (56′), Drolé (66′), Manu García (68′), Marc Valiente (72′), Mauricio Lemos (75′), Galarreta (79′)

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de La Liga Smartbank que enfrentó a la UD Las Palmas y a la UD Almería.

Compartir
Artículo anteriorAsí vivimos la victoria de la UD ante el Sporting
Artículo posteriorLos amarillos ante el Sporting, uno por uno