Fabio se gana a pulso su puesto en «una noche mágica»

Compartir

Fabio se ha convertido en el mejor socio posible para los centrocampistas de la UD Las Palmas. Siempre generoso en el esfuerzo, cada vez se compenetra mejor con su camarada de turno. Ayer fue Kirian; normalmente es Galarreta. Este equipo empieza a ser Fabio y diez más. El canterano es ya un fijo en los esquemas de Mel y da la clave de la consistencia defensiva: «Vale más correr 20 metros hacia adelante que 60 para atrás».

Fabio tiene clara la receta del éxito: fortaleza del vestuario, fe y solidaridad dentro del campo. Son tres pilares que el mediocentro resaltó ayer tras el partido en los micrófonos de UD Radio. El grancanario suma seis titularidades consecutivas – con cinco triunfos – y se ha convertido en indiscutible.

«Ha sido una noche mágica, la mejor que he vivido en el Gran Canaria. 3-0 después de una semana de ensueño que fue la pasada con todo victorias con la portería a cero», explicó ayer el pulmón de esta UD Las Palmas.

Para Fabio, uno de los aspectos positivos es el rendimiento de toda la plantilla, que rota por las ausencias por lesión: «Cuando todos estamos bien, se nota y los cambios apenas se notan. Kirian hoy se ha marcado un partidazo, al igual que el debut de Valles. Ahora, a por el Cádiz, que es el mejor equipo de La Liga y vamos al Carranza con mucha fe».

Uno de los factores más positivos está siendo la fortaleza defensiva y la presión tras pérdida en el equipo. El jugador explica la filosofía implantada por Mel: «Sabemos que en esta Liga, si no vamos compactos, nos van a mover y vamos a correr 60 metros para atrás, y es mejor correr 20 metros hacia adelante. Llevamos viendo esa solidaridad desde el 8 de julio».

Aún así, Fabio avisa de que «vendrán las derrotas y ahí se mostrarán las fortalezas del vestuario», y lanza una broma sobre la convocatoria de Pedri con la selección juvenil: «Ya no tendré que ir a buscarle a la casa amarilla», dijo entre risas. Eso sí, le augura un futuro al alcance de pocos: «Que disfrute, que casi está al nivel de ir a la absoluta. Es algo con lo que todo jugador sueña», sentenció.