Mel pronto recuperará su bala: Benito, en la fase final

Compartir

Qué diferente va a ser este equipo en unas semanas. La UD Las Palmas va camino de ir recuperando a sus efectivos – la gran mayoría de ellos, de ataque -, y los dos que están más cercanos representan el talento insular. Maikel Mesa, que ya suma unas semanas reincorporado por fases al grupo, y Benito Ramírez, el mejor de la pretemporada que solo pudo disputar la primera jornada.

Que la enfermería se vaya vaciando sería la gran noticia de este final de 2019 para Pepe Mel. Con el equipo adquiriendo velocidad de crucero, los únicos que faltan por sumarse a la buena dinámica de la plantilla son los lesionados de larga duración, el gran quebradero de cabeza del este arranque de temporada para el entrenador.

Si Maikel Mesa sería el primero de los retornos – el tinerfeño apuntó que le gustaría debutar en las próximas semanas -, Benito Ramírez ha supuesto la mayor de las alegrías de estos últimos días. El aldeano, que enamoró al cuerpo técnico y a la afición en la pretemporada, avanza cumpliendo los plazos marcados y ya encara la última fase de la recuperación de una fractura en el quinto metatarsiano de su pie derecho

El zurdo fue operado en el pasado mes de agosto cuando estaba en su mejor momento de forma desde que forma parte de la primera plantilla. Goles, asistencias y la sensación de un futbolista maduro tras su paso por el Rayo Majadahonda. Había convencido a un Pepe Mel que se deshizo en elogios hacia el extremo durante el verano en su empeño por darle cancha a las bandas.

Ahora, con la grave lesión de Drolé, el aldeano se presenta como una de las opciones más serias para el ataque. Hoy, en las páginas de La Provincia, se puede ver a Benito Ramírez tocando balón en las instalaciones de Barranco Seco. Una de las mejores noticias para la UD Las Palmas.