Dos buenas noticias en el regreso a los entrenamientos

Compartir

Mantenerse vivos mientras dure la tormenta. Es el mensaje que ha lanzado de forma reiterada Pepe Mel en esta última semana, en la que la sucesión de lesiones, sanciones y malos resultados han provocado que la UD Las Palmas esté viviendo uno de los momentos más críticos de la temporada. «Cuando vuelvan todos, seremos mucho mejores», afirmó. Ayer, en el entrenamiento, dos futbolistas importantes comenzaron a ejercitarse con el grupo.

No era optimista Mel al término del encuentro ante el Alcorcón en el sentido de recuperar a jugadores para la visita a Anduva. Sin embargo, en pocas horas ha visto como Pedri caía con la selección en el Mundial juvenil, no se termina de descartar la presencia de Viera y dos de los lesionados se han reincorporado al trabajo con el resto de sus compañeros. Se trata de Martín Mantovani y Benito Ramírez.

El argentino, consolidado en el centro de la zaga junto a Aythami Artiles, estaba siendo uno de los mejores futbolistas de la temporada hasta que su musculatura dijo ‘basta’ en Cádiz. Una rotura que, según los primeros exámenes, le tendría alejado de los terrenos de juego entre cuatro y seis semanas. El zaguero ha recortado los plazos y podría reaparecer pronto bajo las órdenes de Pepe Mel.

Además, Benito Ramírez, que tuvo un problema muscular nada más recibir el alta competitiva y ser convocado ante el Fuenlabrada, también trabajó al mismo ritmo que sus compañeros este lunes. El entrenador manifestó el sábado que ninguno llegaría a tiempo para competir el domingo en Miranda de Ebro ya que deben coger ritmo de competición y no precipitar el regreso a los terrenos de juego.

Con Maikel Mesa entrando poco a poco en la dinámica de los partidos, con Pedri – al que se le espera como agua de mayo tras caer con la selección – y con Mauricio Lemos disponible tras cumplir ciclo de amonestaciones, las buenas noticias asoman a cuentagotas, aunque todavía restan muchos efectivos por recuperar para que la plantilla de la UD Las Palmas se parezca a la confeccionada durante el verano. La tormenta va camino de amainar y el equipo presentará una imagen muy diferente en el mes de enero.