Josep solo tiene un golpe y se queda con la sub-21

Compartir

El llanto de Josep hizo presagiar lo peor. En el descanso ante el Alcorcón, tras recibir un gol en una jugada a balón parado en el tiempo de descuento, el valenciano enfilaba el túnel de vestuarios entre lágrimas, unas imágenes que desvelaban una posible lesión en una semana en la que el portero debía volver con la selección española sub-21. Finalmente, no ha sido para tanto.

La enfermería amarilla puede tomarse un mínimo respiro: no parece que Josep Martínez tenga que pasar por ella. La molestia en el tobillo que le llevó al banquillo en el intermedio del partido ante el Alcorcón el pasado sábado no ha sido grave. El portero, que viajó para incorporarse a la concentración de la sub-21, ha sido examinado por los médicos de la selección y se le ha diagnosticado una simple contusión.

Por lo tanto, aunque se pierda el compromiso con la UD Las Palmas este fin de semana, podrá volver al trabajo con el primer equipo con normalidad tras los partidos de clasificación que medirá a los de Luis De la Fuente ante Macedonia (jueves) e Israel (martes).

Josep ya se perdió el choque ante el Deportivo de La Coruña por el mismo motivo internacional, aunque no llegase a debutar en los dos partidos anteriores con el combinado español. Álvaro Valles será su relevo este fin de semana, y todo apunta a que en el banquillo estará el portero titular del filial, Álex Domínguez.