«Es una tontería estar en contra de Ramírez y abonarse a la UD»

Compartir

Más palabras de Miguel Ángel Ramírez en la mañana de hoy. En este caso, el presidente de la UD Las Palmas se ha referido a la deteriorada relación club-afición, que además de hacerse notoria en el Estadio de Gran Canaria ha alcanzado también el entorno digital. El máximo accionista ha hecho especial hincapié en el caso de José Manuel Ramírez, presidente de la peña Sentimiento Amarillo, sancionado nueve meses por parte del club.

Bloqueos a seguidores en Twitter: «La UD tiene en torno a 300.000 seguidores que no son solo de Gran Canaria, sino de todo el mundo. Habremos bloqueado desde que empezamos en las redes sociales en torno a 340 aficionados, seguidores, tuiteros… No sé si simplemente es gente que intenta hacernos la guerra en las redes sociales. Esa red social es de la UD Las Palmas, si estás admitido para interactuar, tienes que dirigirte con el respeto con el que la UD se dirige a ti.

Si la UD Las Palmas dice que no va a admitir un ‘Ramírez vete ya’ en nuestra plataforma y lo haces, nos estás retando y nos quieres poco. Nuestra imagen mundial se refleja en las redes sociales. No utilices el twitter de la UD para criticar a Ramírez o cualquier persona del club. Cada uno en su cuenta personal hace lo que quiere. Si el club dice que va a bloquear a las personas que digan una cosa y lo hacen, los vamos a bloquear. No estamos para conflictos. La red social Twitter de la UD es para interactuar con un respeto que exigimos, no admitimos las faltas de respeto».

Polémica con el presidente de la peña Sentimiento Amarillo: «Ese señor rompió una valla de Barranco Seco – una propiedad privada -, entró, y puso una pancarta de ‘Ramírez vete ya’. No creo que nadie admitiera que yo rompa una valla de su casa. En las casas se entra por las puertas como las personas. Este señor quiso entrar por la puerta y el vigilante le dijo que no. Amenazó al vigilante con pegarle un martillazo, hay una denuncia en la policía. Por eso le hemos puesto nueve meses de suspensión y podíamos haberle puesto cuatro años.

Aficionados de esos sobran. La UD es un club de todos, pero para poder participar en él hay que respetar las normas. No se puede hacer lo que te dé la gana. Nosotros convocamos al aficionado para un espectáculo deportivo. Si alguien quiere una guerra, que compre las acciones y se haga con la mayoría».

Este aficionado me dice en mi cara que cada año en la campaña de abonados, él habla con su empresa para irse al paro y poder beneficiarse del abono con la condición de parado. Hemos sido hasta benévolos con él. Me gustaría que el lunes me deje las cosas claras después de soportar insulto tras insulto. Esto es una empresa privada y aquí la responsabilidad es del Consejo de Administración y no vamos a permitir que nadie nos falte al respeto de esa manera».

Mensaje a los aficionados: «Las guerras en otro sitio, este no es un lugar para plantar batalla. La batalla se la plantamos al que juega contra la UD Las Palmas. Si estás en contra del presidente, no te abones. Es sencillo. Reitero mi agradecimiento a todos los abonados, pero respeto igual al no abonado que ame a la UD Las Palmas. Es una tontería estar en contra de Ramírez y abonarse a la UD.

Soy el presidente número 20 y la UD tiene 75 años de historia. Me iré y el club seguirá existiendo. Llevo 15 años de forma circunstancial. No estemos en contra de nadie. Las guerras accionariales se ganan con la mayoría de acciones. Si no las tienes, sigue animando a tu equipo y ya vendrá otro que sustituirá a Miguel Ángel Ramírez».

Las acusaciones de Héctor de Armas: «No puedo dar explicaciones cada vez que alguien hace una acusación sobre mi persona. Tengo una trayectoria, llevo muchos años en la vida empresarial, 15 años como presidente de la UD Las Palmas y he sido condenado por una obra que finalmente se demostró que tenía la razón. Me pusieron una orden de búsqueda y captura, salió en todos lados, pero nadie sacó que fue algo ilegal. Donde tengo que contestar es en los juzgados, donde aporto las pruebas. Héctor de Armas hizo unas acusaciones graves sobre mi persona. Era un hombre de mi máxima confianza y esa misma persona me compró Seguridad Integral Canaria. Esto es un club controlado por un auditor externo, controlado por el CSD, La Liga…».