Viera, Pedri y Narváez amainan el temporal (3-1)

Compartir

Algo había que cambiar y Pepe Mel lo hizo de arriba a abajo. Un once con caras nuevas y con una sociedad que tanto echaba de menos la parroquia amarilla. La UD se escapa de esa tormenta de malas noticias y resultados negativos que le perseguía desde hace semanas gracias a un convincente triunfo ante el Real Oviedo. Lo de Viera y las faltas directas, digno de estudio.

La revolución se confirmó desde una hora antes del pitido inicial. La tormenta alcanzó al que ha sido el guardameta titular durante todo el curso. Josep Martínez probó la medicina del banquillo ante la irrupción del sevillano Valles, que se afianzaba bajo palos. Además, Benito regresaba por lo alto con una titularidad en el lateral zurdo y la magia de Pedri y Viera se volvería a disfrutar desde el arranque.

Y a los dos minutos de comenzar se demostró que la imagen iba a ser otra. En una acción por la banda izquierda, flanco por el que la UD desplegó todo su potencial juntando a Viera, Pedri, Benito y las caídas de Narváez, el propio colombiano reeditó su golazo de la pasada semana con un disparo que ya tiene derechos de autor. Su centro le cayó rebotado y, sin necesidad de controlar, conectó un derechazo con una rosca imparable a la escuadra asturiana. Comenzaba mandando muy pronto gracias al jugador más enchufado del momento.

Con ventaja desde temprano, llegaba el momento de gestionarla. Lo hizo de forma correcta el equipo de Mel durante unos minutos, sobando un balón que el Oviedo no terminaba de oler y con jugadas rápidas que ni Benito ni Srnic pudieron concretar. Al serbio, pasado de revoluciones, le cuesta encontrar las mejores soluciones en el ataque.

Pero la balanza se decantó del lado visitante durante el tramo intermedio de la primera mitad, en el que Lolo, Bárcenas y Omar Ramos merodearon con demasiada frecuencia las inmediaciones del área amarilla. Ortuño no supo definir un centro medido del tinerfeño y Álvaro Valles se agigantó en el balón aéreo y al saque de una falta peligrosa tras una contra de vértigo del cuadro asturiano.

Pero entonces llegó el momento de la sociedad. Y fue en la acción menos esperada como en un saque de banda. Por la izquierda, claro. Viera la tocó de primeras para Pedri, que condujo con maestría hasta llegar al borde del área, permitiendo que sus escuderos se desmarcaran para buscar la opción idónea. Y qué mejor que encontrar al ’21’, a quien no le importa estar escorado para colocar su pie derecho y cruzar el balón al segundo palo. Ataque letal en el que solo tocaron el balón Zipi y Zape. 2-0, reacción frenada y a vestuarios con mayor calma

Pedri inventa; Viera sentencia

Con ese subidón salió la UD a disputar la segunda mitad. Una reanudación de lo más entretenida, con un intercambio de golpes que a punto estuvo de convertirse en un festival de goles. Las figuras de Álvaro Valles y de Champagne se agigantaron, con el sevillano sacando puños fuera y parando todo lo que le llegaba bajo palos y con el argentino despejando dos manos a manos clarísimos de Viera. Uno de ellos, por cierto, precedido de un pase de fantasía de Pedri.

Y es que el tinerfeño se gustó tanto en la segunda mitad que acabó desquiciando a toda la zaga visitante, que se empleó con excesiva dureza por momentos con la perla canaria. Pero nada pudieron hacer cuando Jonathan Viera plantó el balón a 25 metros de la portería tras una falta que él mismo provocó. Derechazo a la escuadra y ya es la cuarta que clava esta temporada. Registros a balón parado solo comparables con los de Leo Messi.

Las Palmas entró en esos minutos de lucidez que tienen un arma de doble filo: de tanto querer maravillar, puedes provocar todo lo contrario. Bárcenas aprovechó un rápido ataque con un agujero en la zaga y la picó por encima de las posibilidades de Valles. El VAR corrigió al asistente y puso la única mancha en un partido que debe suponer un punto de inflexión en esta UD. Con Viera y Pedri a este nivel, todo será más sencillo. Y con Narváez en plena ebullición, también.

UD Las Palmas: Valles; Eric Curbelo, Mantovani, Aythami, Benito (Álex Suárez, 89′); Javi Castellano, Galarreta, Srnic (Fabio, 65′), Pedri, Viera (Cedrés, 81′) y Narváez.

Real Oviedo: Champagne; Christian, Arribas, Javi Fdez, Sangalli; Lolo G, Borja S, Tejera (Jimmy, 46′); Omar Ramos (Mossa, 46′), Bárcenas y Ortuño (Ibra, 74′).

Goles: 1-0, Narváez (3′), 2-0, Jonathan Viera (38′), 3-0, Jonathan Viera (77′), 3-1, Bárcenas (86′).

Árbitro: Jon Ander González Esteban (Comité vasco). Amonestó a Benito (31′), Sangalli (49′), Galarreta (59′), Javi Fernández (73′), Arribas (75′),

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de La Liga Smartbank que enfrentó a la UD Las Palmas y al Real Oviedo.