Donde caben dos… ¿caben tres?

Compartir
Foto: UD Las Palmas

El debate en la portería llegó cuando menos lo esperaba. Las convincentes actuaciones de Álvaro Valles, portero con ficha del filial y, a priori, tercero en la lista cuando todos estén disponibles, han relegado a Josep Martínez al banquillo. Todo ello en la cuenta atrás del regreso de Raúl Fernández al equipo.

Han pasado siete meses y medio desde que Raúl Fernández se lesionara de gravedad en el Estadio de Gran Canaria ante el Cádiz. Desde aquel partido de infausto recuerdo, el guardameta vasco ha tenido que pasar sucesivamente por el quirófano y su recuperación se ha complicado hasta el punto de demorarse prácticamente el doble de lo previsto: de los cuatro meses de estimación hasta los ocho que se cumplirán a mediados de diciembre.

El portero, indiscutible el curso pasado con todos los entrenadores hasta su lesión, trabaja cada vez con mayor intensidad en la Ciudad Deportiva de la UD Las Palmas y pronto pasará a engrosar una nómina de porteros que da para un amplio debate. Y es que Álvaro Valles está sabiendo aprovechar la oportunidad que le concedió la convocatoria de internacional de Josep Martínez, conviriténdose en el primero en orden de preferencia hoy en día para Pepe Mel.

Pero, ¿qué sucederá cuando Raúl Fernández se reincorpore de forma definitiva? El entrenador se encontrará con tres porteros de garantías y, pese a que el sevillano siga teniendo ficha del filial, actuaciones soberbias como las del pasado fin de semana en Extremadura pueden evitar que el joven guardameta adquiera el rol de tercer portero.

Mel encara una situación de gestión delicada, ya que dejar fuera de la convocatoria a uno de estos tres porteros cada semana será una tarea de las más complejas. A las puertas del retorno de Raúl Fernández, el mercado de invierno se presenta como una posible solución a un problema numérico. Y es que la portería amarilla tiene más pretendientes de lo esperado.