Jonathan Viera se mete a la afición en el bolsillo

Compartir

La tercera etapa de Jonathan Viera vistiendo la camiseta de la UD Las Palmas está a punto de llegar a su fin. Con fecha de caducidad del 31 de enero, en el club se afirma que trabajan a destajo para tratar de convencer al Beijing Guoan chino de prolongar la cesión del mediapunta. Ayer, en la victoria ante el Numancia, la afición jugó su papel: el ‘Viera, quédate’ sonó al unísono.

Quien tuviera dudas tras el aterrizaje temporal de Jonathan Viera no tardó mucho en disiparlas. El temor de repetir un nuevo ‘caso Vitolo‘ – la cesión del futbolista del Atlético de Madrid fue ruinosa económica y deportivamente – sobrevoló el Estadio de Gran Canaria, sobre todo cuando el ’21’ llegaba lesionado. Nada más lejos de la realidad. Con un recital tras otro, Viera los ha convencido a todos.

Y ayer fue el turno de la afición para hacerse oír. Los 10.000 espectadores que se desplazaron ayer al recinto de Siete Palmas dejaron patente el sentir de la parroquia: «¡Viera, quédate!», sonó tras el segundo gol del mago. Y en el minuto 89 Pepe Mel le sirvió el homenaje en bandeja: sustituido antes del descuento para recibir la ovación merecida y volver a escuchar en anhelo de la hinchada.

Lo emocional siempre ha jugado un factor clave en las decisiones de Jonathan Viera, que ha encontrado en la isla su hábitat natural para enamorar con un balón en los pies. El club busca un regalo de Papá Noel, tal como expresó Mel tras el partido. La afición también lo tiene en la lista. Y, si leemos entre líneas a Ramírez cada vez que habla sobre el tema, disfrutar de Viera (al menos) unos meses más parece una hipótesis que va ganando peso. Diciembre dictará sentencia.

También te puede interesar…

#TITULARES | Así titularon los medios la victoria ante el Numancia