Los amarillos ante el Rayo, uno por uno

Compartir

LAS NOTAS | Descubra las notas de los amarillos ante el Rayo Vallecano, en el que la UD solo pudo empatar pese a jugar muchos minutos en superioridad numérica. Narváez fue el goleador en el debut como local de Araujo.

Álvaro Valles (6). Valiente. Estuvo muy atento en las llegadas del Rayo para salir del área e impedir un par de goles del conjunto visitante. No pudo hacer nada en el penalti, que Embarba clavó en la escuadra.

Srnic (6). Sacrificado. Hoy el serbio jugó como lateral y fue un fijo en el ataque, aunque no pudo protagonizar jugadas de gran peligro. Sufrió en defensa en la primera mitad con el talento de Embarba.

Mantovani (6). Seguro. Partido correcto del central argentino, que al final se animó para ir a por un gol de la victoria que no pudo llegar.

Aythami (6). Rápido. Cumplió el capitán su partido 250 como amarillo y lo hizo de forma muy seria. Sufrió un agarrón en el minuto 94 y volvió a explotar en contra del árbitro.

De La Bella (5). De más a menos. Atacó menos de lo habitual y lo pasó mal en alguna jugada defensiva.

Javi Castellano (6). En forma. Continúa en buena dinámica el gemelo, que cuajó otro partido muy completo estando activo en el centro del campo.

Kirian (4). Desacertado. No recordará el tinerfeño este partido con mucho cariño. Estuvo impreciso en varias acciones en la primera mitad y cometió un penalti muy inocente sobre Embarba. Fue el primer relevo de Mel.

Pedri (7). Todoterreno. Inventó algunas de las mejores jugadas del partido con Jonathan Viera, pero le faltó esa chispa diferencial. Estuvo especialmente activo y generoso en defensa.

Jonathan Viera (8). Fantasía. Aún no se ha marchado y ya le echamos de menos. Dio un recital de últimos pases, recortes, paredes… Si no se queda, la UD será muy distinta a partir de hoy.

Benito Ramírez (6). Vertical. Buena primera mitad del aldeano, que siempre tiene la portería entre ceja y ceja. Se contagió en la segunda de las prisas de la UD.

Narváez (7). Abrelatas. Otro gran partido del colombiano, que anotó el primero del partido y estuvo en todas las jugadas de ataque de la UD. Una pena su lesión en la segunda mitad.

Araujo (5). Precipitado. Tuvo el gol de la victoria nada más entrar, pero falló un mano a mano muy claro. A partir de ahí, demasiada prisa por marcar.

Maikel Mesa (4). Revolucionado. No pudo aportar mucho el tinerfeño, que fue al choque y le puso más corazón que cabeza al ataque tras la lesión de Narváez.