Benito camufla la falta de pegada y rescata un puntazo (1-1)

Compartir

Si la UD quiere optar a algo más que la salvación, encontrar el camino al gol es una urgencia que apremia. Ha perdido el conjunto de Pepe Mel toda la clarividencia que tuvo durante el segundo cuarto de temporada, cuando los goles se le caían de los bolsillos. No se arruga y mantiene la idea, pero sin resultados. Solo una acción individual brillante de Benito logró salvar los muebles ante el colista.

El flamante fichaje no se hizo esperar para debutar. Con a penas cuatro entrenamientos de amarillo, Aridai Cabrera se calzó las botas para formar como titular en el extremo del ataque, secundado por Benito y Pedri en la zona de tres cuartos. Arriba, Thomas Pekhart partió en el once relegando al renacido Rubén Castro al banquillo. Pese a la recuperación de Curbelo, Pepe Mel siguió apostando por Álex Suárez para el lateral diestro.

La primera mitad volvió a ser un castigo para el espectador. Qué poca clarividencia tiene la UD sin Viera y Galarreta sobre el terreno de juego. Solo Pedri es capaz de superar una línea. Pero claro, el tinerfeño no puede driblar y pasarse el balón a sí mismo. Pekhart propone escasos movimientos y Aridai, pese a algún destello, es aún un libro por abrir.

Tampoco aportó mucho el Racing. Un gol anulado a Yoda, después de que el africano se paseara durante diez segundos en fuera de juego, avisó a la defensa amarilla. El ex del Getafe es un demonio y, aunque trastabillado, siempre genera algo de peligro.

Entre atasco y atasco de la UD, el propio Yoda estuvo a punto de aprovechar un balón largo a la espalda de la zaga visitante tras driblar a Valles. Su disparo, sin ángulo, no cogió portería, y en la segunda jugada el georgiano Papu propinó un zurdazo que obligó a la palomita del arquero sevillano de Las Palmas, que sigue creciendo jornada tras jornada.

El encuentro llegó al tiempo de descuento sin apenas noticias del ataque amarillo. La presencia de Rubén Castro en el banquillo era la principal amenaza de un Racing que vivió tranquilo pese a las internadas de un Álex Suárez más activo en ataque que de costumbre. Está haciendo méritos el canterano para borrar su nombre de la lista de posibles salidas en este mercado de invierno, pese a que sus titularidades son siempre fuera de su posición natural.

Benito neutraliza el tanto de Moi

No hubo revolución al descanso. Y la UD lo pagó. Saltó al terreno de juego con zozobra en la segunda mitad y el colista aprovechó para acorralar a los amarillos. Y no tardó en abrir la lata. La zaga amarilla no supo despejar un centro del Racing tras una jugada que había iniciado Moi Delgado con un saque de banda, y fue el propio lateral el único quien creyó hasta el final y aprovechó un rechace de Aythami para poner el primero en el marcador. Golpe rápido y reacción obligatoria.

Apostó Mel por cambios tempraneros sin modificar en exceso el esquema: Srnic ingresaría por Álex Suárez para tener más profundidad en el lateral, y un desaparecido Pekhart cedería su sitio para el renacido Rubén Castro. Su sola presencia en el verde alerta a las defensas rivales. Mucho más que la torre checa, que volvió a parecer el del curso pasado: un fantasma sobre El Sardinero. La tercera alternativa fue la de Kirian, por un apagado Fabio.

Agitó el árbol Mel, pero seguía sin encontrar el camino hacia el gol la UD, síntoma que se repite peligrosamente durante las últimas semanas. Solo Rubén Castro, con su instinto intacto, estuvo cerca de sorprender a Luca Zidane con un cabezazo de pillo. No sucedió más hasta el tiempo de descuento.

Pero en la prolongación apareció el hechizo desde La Aldea. ¡Vaya obra de arte de Benito! Cuando el reloj agonizaba, el zurdo se sacó de la manga un misil tierra – aire desde fuera del área que se coló por la escuadra de Luca. Un jarro de agua diría para el colista, que continúa en el pozo, y un pequeño soplo de aire fresco para una UD que se conforma con un punto tras un partido en el que se repitió el síntoma de querer y no poder.

Racing: Luca Zidane; Buñuel, Figueras, Olaortua, Moi Delgado; Sergio Ruiz, Ortiz; Cejudo (Nico Hidalgo, 84′), Yoda, Lombardo (Toribio, 72′) y Papu (David Carmona, 75′).

UD Las Palmas: Valles; Álex Suárez (Srnic, 58′), Aythami, Mantovani, De la Bella; Fabio (Kirian, 67′), Javi Castellano, Aridai, Pedri, Benito y Pekhart (Rubén Castro, 62′).

Goles: 1-0, Moi Delgado (52′), 1-1, Benito (90′).

Árbitro: Javier Iglesias Villanueva (Comité gallego). Amonestó a Mario Ortiz (27′), Sergio Ruiz (55′), Moi Delgado (58′).

Incidencias: Partido correspondiente a la 24ª jornada de La Liga Smartbank que enfrentó al Racing de Santander y a la UD Las Palmas.