El Tenerife sobrevive y acentúa la cuesta de enero de la UD (0-0)

Compartir

No hay manera. Ni jugando 70 minutos contra diez futbolistas ante más de 21.000 espectadores sedientos de goles. Esta UD ha olvidado el camino hacia la portería rival tras las campanadas de Nochevieja. No supieron aprovechar los amarillos la superioridad numérica y el atasco se agudiza. El Tenerife, en un ejercicio meritorio de supervivencia, logró sacar un punto sin excesivo sufrimiento.

Las horas previas al encuentro momentos de gran protagonismo. El primero, el esperado paso de la guagua amarilla por Fondos de Segura con el que la UD salió con un plus de energía. El segundo, el de la confirmación de las formaciones de ambos equipos, especialmente la amarilla. Y es que en el ambiente rondaba la idea de que Tana fuera titular. Y así fue.

Pepe Mel no se arrugó y sacó todo el talento que tenía disponible y en forma. La presencia del nuevo ’21’ fue la nota más llamativa, pero no la única. Finalmente, se confirmó la baja de Mantovani, reemplazado por Mauricio Lemos, y que Galarreta volvía al once en detrimento de Fabio. Curbelo, tras un par de jornadas fuera del equipo, también regresó dejando a Álex Suárez en la grada. Para el gol, Rubén Castro.

Y con ese plus ambiental salió la UD Las Palmas, que en tres minutos ya había avisado por partida doble a la portería tinerfeña. Una falta lanzada por Lemos y un remate fallido de Rubén Castro fueron los primeros avisos sobre la meta de Dani Hernández. Los amarillos, con la necesaria vuelta de Galarreta al eje, recuperaron un porcentaje de la fluidez perdida en los últimos compromisos.

Pero el susto en el cuerpo se lo llevó la parroquia local del Estadio de Gran Canaria. Una acción por la derecha entre Suso y Luis Pérez acabó con un centro al borde del área pequeña, donde esperaba Dani Gómez para rematar a bocajarro. Pero ahí se agigantó Álvaro Valles, puntual a su cita como ángel de la guarda, para protagonizar una parada milagrosa.

Poco tardó en llegar el punto de inflexión del partido. A los 21 minutos, un error de la zaga visitante lo aprovechó Rubén Castro para poner la directa hacia la portería rival. Carlos Ruiz agarró al ariete y el colegiado lo vio claro: roja directa corroborada por el VAR, pese a las sospechas de fuera de juego. A partir de ahí, un duelo diametralmente diferente.

El Tenerife supo agazaparse y la UD no suele encontrar la llave para desbloquear estos cerrojos. Toque, toque y más toque, pero con poca sensación de peligro. La superioridad numérica se manifestó en la posesión del balón, aunque solo Pedri logró que el guardameta visitante tuviera que estirarse. Poca aportación ofensiva de un Tana al que se le caen los quilates de los bolsillos pero al que, evidentemente, le falta ritmo.

Un atasco monumental

Tras la reanudación se repitió la misma tónica. Y Mel ideó la solución en forma de cambio al meter al serbio Srnic por Mauricio Lemos, desplazando a Curbelo al centro de la zaga. Ganó profundidad la UD por la banda derecha y la batuta volvió a ser para Pedri, el único que ofrece algo diferente en zona de tres cuartos de campo. Poco después, el argentino Varela fue el elegido para coger el testigo de un Tana al que el entrenador reconoció el esfuerzo con un cariñoso aplauso.

La entrada del argentino revolucionó por momentos el ataque amarillo. Ofrece matices diferentes el ex del Leganés, mucho más dinámico que el resto de futbolistas que actúan en la mediapunta amarilla. Pero el ejercicio era ya una contrarreloj y a la UD no se le dan bien estos exámenes. Y, aunque duela nombrarlo, mucho menos sin Viera.

Pero no hubo más que buenas intenciones. La UD apenas inquietó la portería contraria en toda la segunda mitad. Solo el esfuerzo no le vale a un equipo que aspira a competir por la promoción de ascenso. La cuesta de enero ha sido un infierno para los de Mel y, hoy, más de 1.000 aficionados se marcharán a la isla vecina con sabor a victoria. Y otros 20.000 con cara de tontos.

UD Las Palmas: Valles; Curbelo, Aythami, Mauricio Lemos (Srnic, 56′), De la Bella; Javi Castellano, Galarreta (Pekhart, 75′), Tana (Varela, 62′), Pedri, Benito y Rubén Castro.

CD Tenerife: Dani Hernández; Luis Pérez, Carlos Ruiz, Alberto, Muñoz; Aitor Sanz, Milla, Nahuel (Lasure, 80′), Suso Santana (Shaq Moore, 55′), Joselu (Sipcic, 25′) y Dani Gómez.

Goles: 1-0,

Árbitro: José Antonio López Toca (Comité cántabro). Amonestó a Aitor Sanz (17′), Benito (28′), De la Bella (42′), Dani Gómez (58′), Javi Castellano (76′). Expulsó con roja directa a Aitor Sanz (23′)

Incidencias: Partido correspondiente a la 25ª jornada de La Liga Smartbank que enfrentó a la UD Las Palmas y al CD Tenerife. 21.464 espectadores en las gradas.