Comunicado de la UD acerca de los insultos en el derbi

Compartir

Tras interponer una denuncia La Liga, que recogió en su expediente varios cánticos ofensivos procedentes de la grada Naciente en el derbi ante el CD Tenerife, la UD Las Palmas ha lanzado un comunicado condenando dicho comportamiento de un sector de su afición y anuncian una reunión y posibles medidas con el grupo Ultranaciente. Lea el comunicado íntegro emitido por el club:

«La UD Las Palmas condena públicamente el comportamiento de una pequeña parte del público que se dio cita en el Estadio Gran Canaria con motivo del pasado derbi, que profirió insultos contra el Tenerife y expresiones de una violencia verbal inaceptable, que choca contra del propósito de esta entidad de hacer de esta ocasión una fiesta deportiva del fútbol canario.

Esta condena del comportamiento de aficionados, que corearon expresiones violentas y vejatorias de forma organizada contra nuestros rivales deportivos, se hace pública con autorización de LaLiga, y después de que se haya dado difusión al expediente que ha abierto la propia asociación de clubes por estos hechos, en un texto que deja bien a las claras el correcto comportamiento del resto de aficionados congregados en el Estadio Gran Canaria.

La UD Las Palmas, sin ánimo alguno de sustituir ni entorpecer lo más mínimo en las actuaciones y sanciones que puedan derivarse del expediente abierto por estos hechos, tiene intención de convocar a los responsables del grupo Ultranaciente para intentar hacerles ver que la defensa del uso de la libertad de expresión no tiene nada que ver con los gritos coreados, motivo de la apertura del expediente. De forma paralela a las actuaciones de LaLiga, esta entidad estudiará las medidas que estén a su alcance para contribuir a erradicar este tipo de comportamientos en el futuro.

La UD Las Palmas agradece su comportamiento deportivo a la inmensa mayoría de los aficionados congregados el pasado sábado. Y reitera las sinceras disculpas a quienes tuvieron que soportar colas y esperas sin precedentes en un derbi, por no saber actuar de forma coordinada con la Policía ante el retraso en la llegada del grueso de la afición del CD Tenerife».