La UD obra el milagro y gana por primera vez en 2020 (0-1)

Compartir

La UD Las Palmas consigue una victoria balsámica, rompe los pronósticos y gana por primera vez en 2020 en una de las plazas más complejas. Un tanto de Rubén Castro y un gran trabajo colectivo obran el milagro · El VAR, clave en dos tantos bien anulados al Almería. 

La mala dinámica de la UD Las Palmas obligaba a Mel a buscar algo distinto. ¿Los síntomas? Pocas ocasiones, poco ritmo y nulo gol. Mel cambió el dibujo y hombres, poniendo a Benito a pierna natural con Srnic en la derecha, cambiando la pareja de centrales y metiendo en un 4-4-2 a Cristian y Rubén en la lanza del ataque.

El Almería mostró un ritmo superior al de la UD. Los de Guti iniciaron con una velocidad superior el encuentro. En el minuto 10 se anularía un tanto a Juan Muñoz por fuera de juego previo en la jugada. Darwin fue una auténtica pesadilla para los centrales amarillos.

Rubén Castro, en el minuto 14, perdonó una jugada clarísima con un pase en profundidad de Benito y Rubén saliendo en posición dudosa justo en la línea de cal del medio del campo. El de La Isleta avanzó solo hacia Fernando, trató de buscar el hueco y decidió regatear. El balón se le fue largo. Pero a la siguiente no perdonaría.

De nuevo Benito hizo un movimiento hacia dentro –qué previsible era a banda cambiada– para sorprender. Castro encontró un hueco a las espaldas de los centrales, midió bien el tiempo y cruzó al palo contrario con la zurda (min. 23). Buen gol.

El Almería se hizo con el balón tras entrada de Aguza, con una UD cómoda en ventaja tratando de salir rápido en alguna ocasión, principalmente con Benito. El tiempo pasó a favor de la UD con una Almería que cada vez apretaba más el saco de las intenciones.

En el minuto 45 Juan Muñoz anotaría un tanto, tras entrar libre de marca por el centro. Sin embargo, el VAR echó una mano a la UD en una acción de alta interpretación.

Gol de Juan Muñoz, podía ser falta previa sobre Srnic –muy trabajador–, remató al palo y luego dentro tras rebot. Anuló el gol por falta previa sobre Srnic con suspiro incluido. Al descanso, mejor imposible.

Bloque más junto

Apostó Mel por la entrada de Galarreta por Rubén Castro para cimentar más el centro del campo. El Almería cambió varias veces de dibujo ante una UD con la idea clara: esperar su momento.

Incluso tuvo una ocasión clarísima de un Cristian López tremendamente batallador. Estuvo a milímetros de conectar bien un balón desde la derecha de Eric Curbelo (min. 58).

Los cambios y las interrupciones se fueron sucediendo. La UD sacó esa versión a veces tan deseada de equipo con oficio. Supo parar, aprovechó las faltas a favor y sacó la experiencia de muchos de sus futbolistas. Un partido trabajado que debe suponer el crecimiento en confianza de muchos futbolistas, especialmente aquellos menos habituales como Srnic, Álex Suárez o Cristian López. Hoy, por fin, toca respirar.

UD Almería 0-1 UD Las Palmas

UD Almería: Fernando, Francis (Jonathan Silva, min. 57), David Costas, Juan (Scoric, min. 68), Martos; De la Hoz, Kaptum (Aguza, min. 26), Fran Villalba (Balliu, min. 57), Juan Muñoz; Darwin y Corpas. Entrenador: José María Gutiérrez.

UD Las Palmas: Josep; Eric, Álex Suárez, Mauricio Lemos, De la Bella (Mantovani, min. 66); Javi Castellano, Fede Varela (Pedri, min. 79), Benito (Fede Varela, min. 79), Srnic (Josemi, min. 72); Rubén Castro (Galarreta, min. 45) y Cristian. Entrenador: Pepe Mel.

Goles: 0-1, Rubén, min. 23;

Árbitro: Arcediano Monescillo, comité castellano-manchego. Amonestó a los locales Aguza, Corpas, Jonathan Silva; y a los visitantes De la Bella, Josemi.