La UD llega al campamento base (3-0)

Compartir

Una UD excesivamente pragmática saca petróleo de un mal partido para alcanzar los 50 puntos y poder mirar a otros objetivos más ambiciosos. Rubén de penalti hizo el primero y Narváez sentenció con un doblete en los últimos minutos. 

Podríamos escribir líneas repletas de adjetivos pomposos, lírica que alcanzara el alma de nuestros lectores, pero no vamos a poder. El espectáculo que está ofreciendo LaLiga en general, y la UD Las Palmas en particular, tras el confinamiento no da para mucho más que un copia y pega de cada crónica de partido.

Contamos esto por algo muy simple: es un ejercicio de aburrimiento supino cada vez que juega la UD Las Palmas. Especialmente en la primera mitad, donde la estrategia es que no pase nada. Pepe Mel ya lo ha confirmado de soslayo en alguna intervención con la prensa. La UD necesita ser sólida y cometer los menos errores posibles. Y va contra el fútbol y el tiempo de los aficionados, para más delito. No deja de ser una estrategia que le está dando resultados en el post-confinamiento.

En este entretenimiento obligado, la UD trata de mover piezas para mantener una estructura solvente. Mel dio entrada a Dani Castellano y Álvaro Lemos de inicio, con una nueva pareja en el medio formada por Fabio y Fede Varela. Ni Fabio ni Varela ofrecieron gran cosa en la sala de máquinas, seguramente la causa del poco fútbol de los amarillos.

La única ocasión clara de la UD en la primera mitad fue la de Rubén Castro en el minuto 35, con un pase atrás de Dani Castellano que desperdició el isletero. Siete minutos más tarde Iván Rodríguez estrellaría un balón en el larguero en un centrochut. No vamos a contar nada más porque no lo hubo.

Cambio de mediocentros y más velocidad

El partido en especial de Fede Varela y Fabio estaba siendo extremadamente flojo, por debajo de la media de sus compañeros. Pepe Mel, en el 64, metió a Kirian y a Javi Castellano tratando de buscar algo de frescura. Y lo consiguió.

Seguía sin aparecer Pedri, principalmente porque no le llegaban los balones a la zona de tres cuartos. La espesura seguía siendo la tónica del partido. De los partidos más aburridos que recordamos. Pero algo tenía que pasar.

Aridai, en su mejor jugada, prolongó de espaldas para Dani Castellano, el gemelo metió un pase muy bonito a la espalda de Trigueros donde aparecía Rubén. El 7 amarillo se adelantó y fue derribado claramente dentro del área. Castro engañó a René e hizo el primero (min. 69).

Las Palmas se sintió más cómoda con el gol. Mel dio entrada a piernas frescas y la UD aguantó, e incluso se aprovechó de alguna ocasión con metros por correr por delante. Álvaro Lemos en una jugada con un gran control puso un centro preciso al que no llegó Kirian por muy poco. Pedri más adelante, avanzó pero no encontró un amigo en línea de gol.

Kirian y Galarreta dieron criterio, al igual que Javi Castellano, que cimentó un centro del campo roto en la primera mitad. Las Palmas cerró el partido en un perfecto contragolpe con un Pedri delicioso, condujo tras un gran control, dio el pase atrás para Narváez y el colombiano definió con calidad. Lo hizo en una segunda ocasión en otro desabarajuste defensivo del equipo de Bolo. Doblete de Narváez para mejorar su confianza.

La UD alcanza los 50 puntos en un partido donde le funcionó la ley del mínimo esfuerzo. Con la permanencia prácticamente en el bolsillo, toca mirar a objetivos más ambiciosos.

UD Las Palmas 3-0 SD Ponferradina

UD Las Palmas: Josep; Álvaro Lemos, Álex Suárez, Mauricio Lemos, Dani Castellano (Eric Curbelo, min. 78); Fabio (Javi Castellano, min. 64), Fede Valera (Kirian, min. 64), Pedri, Aridai (Benito, min. 77); Narváez y Rubén Castro (Galarreta, min. 70).

SD Ponferradina: René; Trigueros, Sielva, Kaxe, Ivi (Omar Ramos, min. 36), Iván Rodríguez, Luis Valcarce, Nacho Gil (Larrea, min. 67), Manzanara, Pablo Valcarce y Saúl (Yuri, min. 74).

Goles: 1-0, Rubén Castro (p), min. 69; 2-0, Narváez, min, 90; 3-0, Narváez, min. 93-

Árbitro: Díaz de Mera, comité castellano-manchego. Amonestó a los locales Fabio; y a los visitantes Iván Rodríguez, Nacho Gil, Ivi.

Incidencias: Estadio de Gran Canaria, jornada 38ª. Sin público por el COVID-19.