El temperamento castiga a Peñaranda

El jugador venezolano de la Unión Deportiva Las Palmas es el jugador con más amarillas del conjunto amarillo y la gran mayoría son por faltas a destiempo.

Las ganas de demostrar su valía y su implicación a la hora de defender le está pasando factura a Adalberto Peñaranda. El ‘7’ de la Unión Deportiva Las Palmas suma precisamente siete amarillas y es el más amonestado del conjunto grancanario y el tercero, igualado a otros nueve jugadores, de toda la categoría de plata del fútbol español.

Si analizamos cada amonestación que ha recibido el venezolano, solo encontramos una, contra el Mirandés, justificada ya que se produjo en una falta fruto del juego. El resto, han sido por protestar (1), perder tiempo para recibir la quinta amarilla (1) y por entradas totalmente a destiempo (4).

Curiosamente, cinco de las amarillas se producen en los minutos finales de los partidos, cuando el encuentro suele estar con más tensión. Contra el Eibar estuvo a punto de ser expulsado por una entrada a Olabe y contra el Burgos, por ejemplo, realizó una falta en la frontal del área por un codazo que el conjunto burgalés a punto estuvo de aprovechar.

Su valía ofensiva y su implicación a nivel defensivo está fuera de toda duda con Peñaranda, que está siendo castigado con bastantes amarillas y amenaza con perderse más partidos por sanciones. Las estadísticas así lo dicen, ya que actualmente tiene un promedio de una amarilla por cada 1,71 partidos o una amarilla por cada 90 minutos, al recibir siete en los 634 minutos que ha disputado.

Artículo anteriorCuando la Unión Deportiva sufría en La Aldehuela
Artículo posteriorFabio podría ser el sacrificado en el centro del campo