La Unión Deportiva, el aspecto mental y la mandíbula de cristal

El conjunto grancanario no ha sido capaz de reaccionar en los últimos meses a pesar del trabajo de Richi Serrés y desde el vestuario ya se ha hablado públicamente del aspecto emocional para tratar de buscar respuestas a esta crisis de resultados.

La Unión Deportiva Las Palmas lleva meses sin conocer la victoria y sin dejar buenas sensaciones sobre el terreno de juego más allá de ciertos minutos durante algunos tramos de los partidos. Como resultado, toca esperar al fallo de los rivales para poder certificar la permanencia matemática en Primera División.

La falta de gol, Las Palmas solo ha marcado un gol en los últimos 753 minutos de competición oficial, es uno de los principales problemas del equipo grancanario, que se ha encontrado con una delantera con la pólvora mojada y la aportación desde el centro del campo, con jugadores como Kirian Rodríguez, Alberto Moleiro o Javi Muñoz, ha ido de más a menos durante la temporada.

Lo peor del conjunto grancanario son las sensaciones. El equipo se ve superado por las circunstancias y si el rival es capaz de golpear primero, el conjunto grancanario no es capaz de reaccionar. Al principio de la crisis lo intentaba sin éxito pero actualmente, el equipo no es capaz de sobreponerse y le entran los nervios a pesar de la tranquilidad clasificatoria que han habido durante estos últimos tres meses.

De hecho, desde el vestuario ya se ha reconocido que también afecta el aspecto mental: «Ahora cada vez que recibimos un golpe nos afecta mucho más, tardamos en recomponernos, nos entran los momentos de duda, se te empieza a pasar por la cabeza que estás en una mala dinámica y evidentemente te cuesta más», comentó Saúl Coco en la rueda de prensa de la pasada semana.

Este jueves, el conjunto grancanario tendrá la oportunidad de volver a conseguir los tres puntos y si cerrar de manera matemática la permanencia si es que este miércoles el Sevilla no es capaz de ganar al Cádiz. Por dinámicas de unos y otros, quizás esperar el fallo de los demás empieza a ser tentar a la suerte, aunque las matemáticas están todas de parte de la Unión Deportiva Las Palmas.











Artículo anteriorPRENSA | 4 noticias de la UD que cuentan los medios este martes
Artículo posteriorGuayre, Jonathan Viera y una exhibición sin victoria contra el Betis