Un partido sinónimo de goles y mucho espectáculo

Compartir
Jonathan Viera / LFP.es

Los partidos entre UD Las Palmas y Celta de Vigo se han consolidado en las dos últimas temporadas como duelos muy divertidos para el espectador neutral, cargados de goles y grandes emociones. Este lunes, con cambios en los banquillos pero no en las propuestas, una nueva oportunidad de continuar el espectáculo.

Si se pregunta al aficionado neutral que haya visto mucho fútbol español las dos últimas temporadas, es probable que incluya entre sus equipos más divertidos de ver a Celta de Vigo y UD Las Palmas, además de recordar algunos de sus enfrentamientos como partidos cargados de goles, espectáculo y emociones.

Además los números apoyarían su explicación, ya que en los cuatro enfrentamientos anteriores entre ambos conjuntos el promedio es de casi cinco goles por encuentro, siendo un 2-1 el resultado más corto que se ha dado entre ambos.

Cierto es que ya no están Berizzo ni Setién en los banquillos -en el primer choque era Paco Herrera el técnico amarillo-, pero tanto Unzué como Ayestarán mantienen propuestas futbolísticas que no están muy lejos de las de sus predecesores y se mantienen ‘jugadores franquicia’ como Jonathan Viera e Iago Aspas, ambos además compartieron campo durante la segunda mitad este lunes en Israel con la Selección.

Primero fue un 3-3 en Balaídos con remontada espectacular de los amarillos, levantando primero un 2-0 y posteriormente un 3-1 con un futbolista menos sobre el césped. David Simón puso la igualada final tras los goles primero de Araujo y posteriormente de Pablo Hernández en propia puerta.

En la segunda vuelta, ya con Setién en el banquillo, hubo menos goles pero casi la misma emoción. Bongonda abría muy pronto el marcador en el Gran Canaria, pero Jonathan Viera ponía las tablas de penalti y Willian José culminaba la remontada amarilla en los instantes finales del partido.

Una remontada inolvidable

Sin embargo probablemente el mejor partido entre ambos contrincantes fue el de la pasada temporada también en Gran Canaria. Wass y Aspas pusieron un contundente 0-3 en el marcador a los 20 minutos de partido. Sin embargo la segunda parte fue totalmente amarilla y Prince Boateng culminó una remontada que habían comenzado Bigas y Jonathan Viera de penalti para el empate a tres final.

Finalmente, el choque más desigual fue el que se disputó en Balaídos en abril de este 2017. Una UD en crisis de resultados y con una nefasta racha fuera de casa cayó derrotada por 3-1 en la gran noche del italiano Giuseppe Rossi, quien ejerció de ejecutor con un hat-trick. Bigas recortó diferencias pero fue insuficiente y el Celta fue justo vencedor.

Ahora se verán las caras este lunes en Gran Canaria en una temporada que está empezando con dudas para ambos equipos. No obstante, los de Unzué han demostrado ser capaces de ver puerta con mucha facilidad y continúa siendo un equipo temible en ataque con Maxi Gómez como referente. La UD, por su parte, pondrá a prueba en mayor medida el ‘efecto Ayestarán‘, tras las dos semanas de minipretemporada con el técnico vasco al mando. Si se mantiene la tendencia de los últimos enfrentamientos, el espectáculo está asegurado.

También te puede interesar…

#DECLARACIONES | Jonathan Viera: “Trabajo y humildad, no me saldré de ese patrón”