Primer triunfo foráneo del filial, en el mejor momento

Compartir

Por fin llegó la ansiada victoria de Las Palmas Atlético a domicilio. Y lo hace en el momento más importante de la temporada. El triunfo permite a los chicos de Víctor Afonso -a falta del partido del Navalcarnero- ponerse a un punto de los madrileños y, por ende, del quinto por la cola. Los amarillos dominaron al Playas durante todo el partido y Rojas dio la puntilla a los majoreros en la segunda mitad.

Las Palmas Atlético se aplicó desde el primer minuto para traerse los tres puntos de Costa Calma. Apenas tardó seis minutos en llegar la primera ocasión, con un disparo lejano de Ruyman, aprovechándose del fuerte viento reinante en Fuerteventura, que obligó a la extraordinaria intervención de Ramón.

Dentro de la colección de ocasiones que acumuló el filial amarillo durante el primer período, que dominó de cabo a rabo, la mejor fue para Vitolo, que lo hizo todo bien salvo marcar. Pase al hueco de Vicente Romero para el punta grancanario, que dribló la salida del meta majorero y cuyo lanzamiento raso se marchó cerca de la base del poste.

Pero a pesar del continuo asedio sobre meta del Playas, el equipo local a punto estuvo de dar la sorpresa. Apenas restaban minutos para llegar al descanso, y Thiago apuntaló una falta que salió besando literalmente el travesaño de Galán. El lanzamiento fue tan preciso que incluso la grada cantó gol.

El partido fue avanzando sin goles, con la sensación de que un gol decantaría la contienda, por lo disputado del partido y lo ajustado del marcador. Y eso que nada más comenzar el segundo período, Robles llevó el segundo susto a meta grancanaria, con un centro que no encontró rematador. Minuto después Raúl Barcos correspondía con una volea que Ramón detuvo con pericia.

Rojas, decisivo

Y el tanto llegó, para Las Palmas Atlético. Antonio Rojas, que desde su llegada se ha conformado como una importante pieza para el sistema de Víctor Afonso, deshizo la igualada inicial. Gran centro de Dailos al segundo palo que el espigado delantero manchego remató en el segundo palo, libre de marca, lanzándose en plancha contra el esférico y enviándolo al fondo de la red.

Con el gol a favor, el conjunto majorero intentó estirarse en busca del empate, pero el resto de partido sirvió para que los chicos de Víctor Afonso desplegaran su mejor fútbol de contrataque, mortífero, que provocó un ramillete de tarjetas y una expulsión en el conjunto local, que acabó con diez. Galán, sin embargo, se erigió en héroe para su equipo al detener el empate en el tiempo de descuento.