Los gemelos Castellano pueden volver a la UD

Compartir
Dani Castellano, al lado de David González, debuto contra el Polideportivo Ejido

Según ha publicado este miércoles el Canarias 7, tanto Dani Castellano como Javi Castellano tienen muchas probabilidades de volver a la Unión Deportiva Las Palmas, a pesar de como salieron de la entidad de Pío XII. El 23 de enero de 2008, tras el debut de ambos con Juan Manuel Rodríguez, el club hizo oficial la renovación de ambos, pero finalmente no se llevo a cabo.

Pero sólo dos días después se empezaba a rumorear que ambos jugadores no iban a firmar la renovación, y de hecho, desde el 30 de enero les apartaron de los entrenamientos de Las Palmas B, donde militaban por aquel entonces. Horas después, el club hacía oficial que ambos jugadores elegían el Mallorca para seguir su carrera deportiva.

A ambos jugadores le quedan un año de contrato, esto es, hasta el 30 de junio de 2012. Además, ambos jugadores están citados el 7 de julio con el Mallorca, para empezar una pretemporada que se inicia en Suecia y que acaba en Holanda.

Dani Castellano jugó esta temporada en el Ceuta

Dani Castellano sólo jugó un partido oficial con el primer equipo bermellón. Fue en Copa del Rey, contra el Almería

El interior zurdo debutó en el fútbol profesional de la mano de Juan Manuel Rodríguez, cuando los amarillos visitaron Andalucía para enfrentarse al Polideportivo Ejido de Pedro Vega. Aquel 15 de diciembre, el jugador grancanario disputó 71 minutos, hasta que fue sustituido por Fukuda.

Pero este no fue el único partido de Dani Castellano en el primer equipo amarillo ya que el 2 de enero de 2008 disputó 14 minutos en El Madrigal, cuando los grancanarios fueron apeados por el Villarreal en la Copa del Rey. El interior grancanario desplazó a David González hacia el banquillo.

Tras abandonar la Unión Deportiva Las Palmas, Dani Castellano fue al filial del Mallorca, en Tercera División. En la siguiente temporada, ya en la 2008-2009, tuvo que abandonar el conjunto bermellón en el mercado invernal por falta de minutos y es que siempre estuvo con el Mallorca B, disputando tan sólo dos minutos oficiales con el primer equipo del Mallorca, en Copa del Rey, contra el Almería.

La segunda parte de esta temporada la disputó en el Deportivo Alavés, en la Segunda División A. Con Javier López como entrenador tampoco tuvo muchas oportunidades, ya que sólo pudo comparecer en siete partidos, disputando sólo uno al completo, y sumando 372 minutos. El grancanario no pudo evitar el descenso del Alavés a la Segunda División B.

Javi Castellano presiona a Cazorla en su único partido de amarillo

Tras esa cesión volvió al Real Club Deportivo Mallorca para disputar la temporada 2009-2010, pero a pesar de que dejó muy buenas sensaciones en una pretemporada donde Gregorio Manzano salió encantando con él, no pudo jugar un partido oficial con el primer equipo bermellón.

Ya en la última temporada, siguió en el Mallorca B donde disputó 19 partidos para marcar un gol, pero en el mercado invernal fue cedido al Ceuta, que luchó por meterse en la promoción de ascenso a la Segunda División A. En el equipo ceutí anotó tres goles.

Javi Castellano militó en el Real Unión Club

El mediocentro defensivo grancanario tuvo algo más de protagonismo en el primer equipo amarillo que su hermano. Exactamente, cinco minutos más, debido a que jugó los 90 minutos en el encuentro de vuelta de Copa del Rey contra el Villarreal, en El Madrigal, siendo esa su única aparición oficial con la Unión Deportiva Las Palmas. Igualmente, acompañó a su hermano en Tercera División, donde casi asciende con el filial bermellón.

Javi Castellano, con el Real Unión, en un encuentro contra el Mirandés / elcorreo.com

Pero a la siguiente temporada, la 2008-2009, fue cedido a la Cultural Leonesa, en la Segunda División B. En el equipo blanco fue una pieza clave para conseguir el subcampeonato, aunque fueron apeados por el Sabadell en la promoción de ascenso a Segunda División A.

Debido a su buena temporada, y sin hueco en el Mallorca, fue cedido al Albacete, en la Segunda División A, para cubrir la baja de Kitoko, que había sido traspasado al Udinese. Pero en el conjunto manchego sólo duró hasta el mercado invernal ya que sólo jugó tres partidos ligueros, a parte de un partido copero, contra el Hércules. Terminó la temporada en el Mallorca B.

En esta temporada, una vez más, fue cedido. En esta ocasión, su destino fue el Real Unión Club de Irún, conjunto que acababa de descender del fútbol profesional. En el equipo vasco, fue un jugador importante de un equipo que llegó a disputar la promoción de ascenso a Segunda División A, pero fueron eliminados por el Sevilla Atlético.