El sorprendente y curioso origen del ‘Riqui, raca’

Compartir
Manolo El Pipi

¿Cuál es el origen del «Riqui, raca»? Javier Domínguez cuenta cómo los aficionados grancanarios transformaron un cántico de ánimo de los ingleses para ‘adaptarlo’ a nuestra tierra. 

Cuenta el historiador Javier Domínguez, autor de la página Historia del Fútbol Canario, en un artículo publicado este domingo en La Provincia / DLP, el curioso nacimiento del cántico «Riqui, raca», un canto de ánimo muy popular entre la afición de la Unión Deportiva Las Palmas, que lamentablemente pierde vigencia con el paso de los años.

Para saber el origen real de este popular cántico hay que remontarse al final del Siglo XIX y los inicios del Siglo XX. Los ingleses habían inventado el fútbol y a través de los puertos entraban sus influencias culturales y deportivas.

Las Palmas de Gran Canaria vio como la población inglesa aumentaba a partir de 1880 con la construcción del muelle de La Luz y la llegada de mercantes, que paraban en la capital antes de partir hace otras rutas en América o la India. La capital grancanaria podía estar orgullosa de ser el único puerto donde los visitantes podían encontrar clubes de golf –el primero de España está en la isla–, cricket, lawn tennis y football, sin mencionar croquet y póker. Pronto los ingleses comenzarían a popularizar su deporte más popular e internacional: el football.

En esa mezcolanza y nivel de entendimiento entre grancanarios y británicos comenzó a surgir un vocabulario ‘canarizado’: naife (knife), choni (Johny), guanijai (one John Haig), bistec (beef steak), cambuyón (come buy on) o papas quinegüa (llamadas papas King Edward). No podía faltar que expresiones inglesas también se canarizaran en el fútbol.

En los terrenos de Arenales, Ciudad Jardín, Puerto o Guanarteme comenzaban a disputarse a principios de Siglo XX partidos de forma espontánea donde participaban ingleses y grancanarios, especialmente los fines de semana.

Los ingleses utilizaban cánticos de ánimo para motivar a sus conciudadanos. Por ejemplo:

Reach in rank (alcancemos el honor)
Shine on back, Shine on bank (brillando las espaldas)
¡Hurrah, hurrah, hurrah!

Pronto ese cántico fue asimilado por la familiaridad del sonido, al popular «Riqui, raca»:

Riqui, raca
Sin bon baca, sin bon bá
Hurrá, hurrá, hurrá

Este cántico fue utilizado por los seguidores del Marino, luego por los del Victoria y así para cualquier club de las Islas Canarias. Con la unión de los cinco clubes más importantes de Gran Canaria para formar la Unión Deportiva Las Palmas –Marino Club de Fútbol, Real Club Victoria, Arenas Club, Club Deportivo Gran Canaria y Atlético Club– el cántico se popularizó por el siguiente, adaptado al club amarillo:

Riqui, raca
Sin bon baca, sin bon bá
¡Hurrá, hurrá, hurrá!
¡Las Palmas, Las Palmas!
¡Y nadie más!

Puede conocer más acerca de esta historia aquí:

Compartir
Artículo anteriorLas Palmas C va en serio (1-2)
Artículo posteriorTonono: «Este resultado nos va a hacer asentarnos en la categoría»