Suspendida la liga griega por lo ocurrido en un partido del AEK

Compartir
Araujo, al fondo, observa la situación.

La Superliga griega ha sido suspendida de forma indefinida, según anunció este lunes el ministro de deportes del país heleno. La decisión fue tomada tras los hechos acontecidos este domingo en el partido entre el PAOK y el AEK de Araujo y Livaja, ya que se produjo una invasión de campo y el presidente del PAOK, aparentemente armado, también trató de perseguir al colegiado tras anular un gol.

Horas convulsas en el fútbol griego. El campeonato heleno ha sido suspendido indefinidamente por el ministerio de deportes griego tras los graves acontecimientos de este domingo en el campo del PAOK, donde se enfrentaban los locales contra el AEK de Atenas, o lo que es lo mismo, el tercer clasificado recibía al líder, al que separa una diferencia de cinco puntos en la tabla.

Con empate sin goles en el marcador, el equipo arbitral anuló un gol al conjunto local en la recta final del partido, lo que provocó una invasión de campo por parte de los aficionados locales que obligó a suspender el choque. Además, también apareció por el césped el presidente del PAOK, Ivan Savvidis, quien aparentemente portaba un arma de fuego. Savvidis trató de acercarse al colegiado pero esto fue impedido por las fuerzas del orden y el equipo arbitral acabó ganando el túnel de vestuarios.

El campeonato griego ha sido suspendido de forma indefinida mientras se buscan soluciones o sanciones a lo ocurrido en este PAOK-AEK de Atenas, que fue aplazado antes de decretarse el final, con Sergio Araujo y Livaja como testigos directos.

Vea el VÍDEO: