Las jugadas de estrategia volverán a tener peso en la UD

Compartir
Foto: Gabriel Jiménez (udlaspalmas.NET)

El conjunto amarillo, con la llegada de Manolo Jiménez al banquillo, reactiva un arma que llevaba demasiado tiempo guardado en un cajón como es el balón parado. A partir de esta temporada, vuelve la pizarra al universo insular. 

Nuevo esquema, nuevo estilo y nuevas virtudes. La UD Las Palmas de Manolo Jiménez va a ser un equipo reconocible, pero distinto a lo conocido en las últimas temporadas en el seno del aficionado amarillo. Con el sevillano a los mandos, la escuadra insular será más compacta, intentará actuar más al contraataque y, además, pondrá sobre la mesa el uso de las jugadas a balón parado como otro aspecto a explotar para hacer goles.

Lo cierto es que durante las últimas campañas, los grancanarios apenas le han puesto énfasis al balón parado. “No quiero obsesionar al equipo con las jugadas de estrategia porque sé lo que eso provoca”, comentaba Setién durante su estancia en el banquillo amarillo. El cántabro no era muy fan de ensayar durante los entrenamientos este tipo de aspectos, ni en lo defensivo ni lo ofensivo, una cuestión que llevó hasta el final.

Con Márquez, Ayestarán y Jémez tampoco cambió demasiado y Las Palmas encadenó una crisis bastante importante a la hora de aprovechar los goles de jugada de estrategia. Con este hándicap, los insulares partieron con desventaja y en momentos muy apretados de los partidos, cuando se estaba jugando la permanencia, no hubiese estado de más acertar un poco más en esta variante que ofrece el juego.

Sin embargo, la llegada de Manolo Jiménez lo va a cambiar. El ex del AEK sí que va a trabajar este tipo de acciones porque las considera importantes. No es una cuestión más de su estilo, sino un recurso que explota y al que quiere sacarle el máximo partido. En ese sentido, la UD mutará hacia un equipo que también va a tener en cuenta un aspecto que la temporada pasada no le ayudó a salir de los puestos de abajo en LaLiga.

Aun así, es evidente que las jugadas a balón parado no es lo único que llevó a Las Palmas al descenso, pero tampoco es menos cierto que cuando un equipo necesita gol se puede apoyar en este tipo de acciones para salir adelante en momentos complicados.

Sin un lanzador de faltas claro

Otro aspecto a tener en cuenta es el de las faltas directas. La UD lleva más de un año sin anotar un gol de esa manera y esta temporada ha tenido varios lanzadores que no han encontrado la portería. Viera, Lemos, Gálvez o Halilovic han intentado aportar en esta faceta, por lo que la próxima temporada los amarillos tendrán que encontrar un jugador que asuma esa responsabilidad y esté capacitado para desatascar partidos desde ahí.

También te puede interesar…

#MERCADO | El Alcorcón despide a Mateo, que regresa a la UD