La UD se lanza a por dos atacantes del Getafe

Compartir

Continúa el baile de nombres. A falta de que se confirmen fichajes que parecen cantados como el de Rubén Castro, siguen apareciendo futbolistas de un perfil muy similar a los ya contratados para reforzar la plantilla del proyecto de ascenso. A los Maikel Mesa, David Timor o Josep Señé se han añadido otros dos que son viejos conocidos de la rumorología amarilla.

Todo indica a que el puente aéreo entre Las Palmas de Gran Canaria y Getafe va a estar concurrido este verano. Si Leandro Chichizola ya ha desembarcado en el equipo azulón y Pedro Bigas está cerca de cerrar su pase, ahora es el camino inverso el que podrían tomar dos futbolistas como Dani Pacheco y Jorge Molina.

Según comunican las dos principales cabeceras como La Provincia EDLP y Canarias7, Dani Pacheco es opción preferencial para la zona de tres cuartos. Y es que no hay nadie como el malagueño con tanta experiencia en ascensos a Primera: Pacheco encadenó tres años consecutivos con este logro (2015 con el Betis, 2016 con el Alavés y 2017 con el Getafe). Sin embargo, en esta última campaña en la máxima categoría no consiguió tener regularidad en las filas de Bordalás, por lo que el ex del Liverpool no vería con malos ojos una salida.

Apostilla La Provincia que una posible cesión de Pedro Bigas al Getafe podría abaratar la operación de traer a un viejo deseado – ya sonó en 2014 para aterrizar en la UD -, que a sus 26 años no ha cristalizado como la figura que prometía. Pacheco tiene contrato hasta 2019 con la entidad madrileña.

Además, Canarias7 añade el nombre de Jorge Molina como un acuerdo ya pactado con la UD. El delantero de 36 años es un experto en Segunda División – cuenta también con tres ascensos en su currículum – y la temporada pasada cuajó un gran papel en Primera anotando siete goles y aportando un trabajo sucio fundamental para el gran año del Getafe. Según apunta el diario, Molina le habría pedido varias semanas a la UD para incorporarse a la disciplina amarilla.

El ataque bético de los récords

Da la casualidad de que estos dos futbolistas coincidieron en el Real Betis en la temporada 2014-15, donde formaron una temida tripleta atacante junto al otro punta anhelado en la UD como Rubén Castro. En aquella temporada, el equipo verdiblanco dominó la Segunda División combinando 50 goles entre los dos delanteros y una aportación más modesta del mediapunta, con una asistencia en su hoja de servicios.

Rubén, Molina y Pacheco celebran un gol del Betis. Foto: ABC Sevilla