El derbi, con el aliciente de Rubén

Compartir

Vuelve la Copa Mahou. Y, con ello, el clásico derbi veraniego. Este sábado, a las 20:30 horas, se ven las caras la UD Las Palmas y el CD Tenerife en el municipal de Maspalomas. A un solo partido y con propósito de unidad por parte de ambos clubes, el clásico llega más pronto que nunca para medir la carga de pretemporada de dos clubes con aspiraciones al ascenso.

La Copa Mahou de este año contará con numerosos incentivos. Y, el mayor de todos, es evidentemente el de ver a Rubén Castro vistiendo la elástica amarilla 14 años después. La necesidad de gol apremia tras los pésimos números del curso pasado, y el ariete aterriza con más de 200 en su mochila. Verle de corto y ante el CD Tenerife colmaría los deseos de una afición que sigue dividida con la llegada de varios repatriados.

Tras los dos primeros tests estivales ante el combinado del sur y Las Palmas Atlético – ambos saldados con 3-0 -, los de Manolo Jiménez se ven las caras ante un rival de su misma categoría y aspiraciones. El mismo resultado obtuvo el cuadro blanquiazul en su primer amistoso ante el Marino. El equipo de Joseba Etxeberria cuenta con novedades jugosas este año, como son los casos de Joao Rodríguez, Undabarrena o un talentoso Luis Milla que se estrena en este torneo tras fichar por los tinerfeños el pasado mes de enero.

Sin embargo, las ganas de ver a todos los efectivos amarillos sobre el césped no se verán saciadas. A las ya sabidas bajas de larga duración de Gaby Peñalba y Jeremi Valerón, se unen las más que probables de Mantovani, Aquilani y, posiblemente, la de Araujo por molestias en el muslo. La opción de ver a Rubén Castro sobre el césped la tomará Manolo Jiménez si cree que está en condiciones de estrenar la camiseta amarilla. Los ocho canteranos que aún pelean por un puesto en la primera plantilla tendrán una de las últimas oportunidades para convencer al técnico andaluz de que son válidos para obtener un dorsal.

Ambas entidades han querido dejar atrás las polémicas Copas Mahou de años pretéritos. La sensatez ha sido el denominador común por parte de los dos equipos, que este año solo se verán las caras una vez en verano tras la modificación del torneo, que pasa a disputarse a partido único. Primer compromiso serio de una UD que la próxima semana se dirigirá a Inglaterra para continuar con su preparación.