Se busca lateral derecho y central para el mercado de invierno

Compartir
Foto: UD Las Palmas

En las oficinas de la UD creen que la línea defensiva es la demarcación que más débil se está mostrando hasta el momento y por esa razón ya se han puesto manos a la obra para sondear el mercado para buscar refuerzos. 

Se acerca el invierno. La UD Las Palmas continua insaciable a la hora de mejorar un poco más su plantel y, por ese motivo, ya se mueve para reforzarse. A pesar de haber conformado la segunda plantilla más cara de toda la Segunda División, el conjunto insular piensa que todavía se puede ampliar el repertorio futbolístico que maneja ahora mismo Manolo Jiménez y ya están ojeando el mercado para buscar tanto un lateral derecho como un central para enero tal como informa La Provincia.

En las oficinas amarillas creen que, de todos los puestos, es en la zaga donde hay más posibilidades de mejorar lo que ya tienen. En ese sentido, es lógico pensarlo dado que durante toda esta temporada la competitividad en esa zona del campo no ha alcanzado el nivel esperado y siempre, o casi siempre, han repetido los mismos hombres. De hecho, sólo Dani Castellano ha conseguido toser un poco a Alberto De la Bella a la hora de generarle dudas al entrenador para elaborar el once.

Lo cierto es que Deivid y Mantovani han estado lejos de lo que se esperaba de ellos. Mientras el argentino ha tenido demasiados problemas con las lesiones desde que inició la pretemporada y en el partido ante el Almería tuvo una noche para olvidar, el grancanario ha jugado muy poco y tampoco se ha destacado con grandes actuaciones en lo poco que ha podido estar sobre el césped. De ese modo, ninguno de los dos parece listo a día de hoy para robarle minutos a David García y Cala.

Caso distinto es el de Parras. El lateral, que estuvo muy bien durante el mes y medio de preparación, pero la sombra de Álvaro Lemos le ha dejado sin haber podido debutar en competición doméstica. En ese sentido, el canterano tendría que salir cedido, con el adiós de Christian Rivera ya hay un hueco en la plantilla, para poder jugar el tiempo que necesita para seguir desarrollándose y su hueco lo ocuparía otro lateral que sí pudiese competir con el gallego por la titularidad.

Aunque en el mercado veraniego se cerrasen 17 incorporaciones, la UD mantiene que el listón de exigencia en lo más alto y por eso buceará desde ya para encontrar en enero esas dos piezas que eleven el potencial del plantel. No va a ser fácil, porque el tiempo para fichar es corto y las opciones son más acotadas, por lo que acertar se convierte en una misión complicado, pero es evidente que el club no quiere caer en el conformismo y, si se puede seguir mejorando el equipo, se hará.