Demostración de poder (1-0)

Compartir
Foto: UD Las Palmas

El conjunto canterano logró una importante victoria ante un San Sebastián de los Reyes que llegaba al Anexo como líder del grupo. Los amarillos realizaron un partidazo tremendo en el que acumularon las mejores ocasiones hasta que en el minuto 81 Edu Espiau estrenó su cuenta particular para terminar de cerrar una nueva victoria para Las Palmas. 

El inicio del choque estuvo marcado por el dominio amarillo. Ante una defensa tan bien plantada como la del Sanse, los jugadores de Juan Manuel quisieron lucir su condición de local y el balón era plenamente de los insulares. A pesar de ello, un cabezazo de Giovanni que atrapó Josep se convirtió en la primera ocasión del encuentro cuando no se habían disputado ni cinco minutos de partido.

No obstante, eso no inquietó a una UD que mantuvo el guion con mucha entereza. Con la insistencia llegaron las primeras oportunidades de abrir fuego, siendo Edu Espiau el que probó suerte en primera instancia con un gran remate de cabeza que se fue al palo. Y aunque el encuentro perdió algo de ritmo, Las Palmas no cesó en su intento de asomar la patita por los dominios de Morales con ganas.

A partir de ahí, Kirian empezó a mandar en el centro del campo y un muy buen pase suyo al desmarque de Fortes pudo cambiar el marcador, pero el lateral no terminó de controlar bien el balón cuando ya se quedaba solo. Posteriormente, un enorme zapatazo del propio Kirian hizo volar a Morales para evitar el gol y otro cabezazo de Espiau que se fue arriba dejaban claro quién dominaba.

Tras esos minutos de asedio, el choque volvió a vivir un respiro en el que el Sanse notaba que ahora podía estar un poco más tranquilo, aunque el final de la primera mitad sería con los amarillos volcados un poco más para meter el primero.

El paso por vestuarios obligó a los madrileños a realizar un cambio además del de Fran Pastor por problemas físicos antes del receso, ya que Perales tampoco pudo continuar y entró en su lugar Escudero. Con estos inconvenientes, el Sanse intentó reponerse sin mucho éxito dado que Las Palmas se mantenía muy bien plantada atrás con la ayuda incuestionable de un Josep Martínez muy seguro.

Un disparo de Escudero en una de las mejores acciones ofensivas de los madrileños puso algo de miedo en los jugadores de Juan Manuel, pero no tardaron demasiado en recuperar el ritmo para seguir generando ocasiones de forma constante. La insistencia del filial se transformaba en acercamientos y en una UD Sanse que empezaba a estar bastante más incómoda que en la primera mitad.

Sólo faltaba terminar de meter el balón dentro de la portería y hacer bueno el dominio de los insulares. Otro gran disparo de Kirian volvía a ser despejado por Morales cuando ya se cantaba el gol en el Anexo, una cuestión que demostraba cómo Las Palmas estaba siendo capaz de dominar al líder del grupo con claridad.

Juan Manuel sacó todo lo que tenía y puso en juego tanto a Joel como a Toni Segura para buscar ese tanto que buscaban, que merecían.

A poco menos de un cuarto de hora para acabar el encuentro, el Sanse tuvo dos acciones de peligro con dos jugadas trastabilladas en la que no consiguieron rematar bien, aunque eran avisos de que no podía haber ningún tipo de concesiones. Las contras podían ser un problema para la UD con los capitalinos rondando la meta de Josep, pero la solvencia de Curbelo evitaba acercamientos.

Una vez pudieron desquitarse un poco ese empujón de los madrileños, apareció una buena falta para los cachorros amarillos le dio la oportunidad a Josemi o a Toni Segura de intentar probar suerte con un disparo. Finalmente, fue el ex del Castilla el que lo intentó con una folha seca que se fue hacia el segundo palo donde Espiau, libre de marca y entrando como un camión, introdujo el balón en la portería con un derechazo que ponía de manifiesto aquello de «a la tercera va la vencida».

Después de dos intentos con la cabeza y uno con el pie, Edu conseguía marcar ese gol que tanto habían buscado sus compañeros y que estaban mereciendo con creces. El tanto despertó el gen más guerrillero del Sanse, pero con espacios Las Palmas hizo daño y el propio Espiau tuvo la oportunidad de cerrar el partido. También estaba muy activo un Toni Segura que se quedó muy cerca de marcar un gol olímpico y que con campo por delante es mortal, aunque el partido reclamaba un poco de calma.

El tiempo corría en contra, la UD ya bajó el ritmo de partido, controló el balón ante la ansiedad del Sanse por encontrar el empate y llegó a tener más oportunidades de seguir ampliando el marcador. Como si de veteranos se tratase, supieron no ponerse nerviosos en esos minutos finales y aguantaron bien el balón para dar un golpe sobre la mesa tremendo ante el líder del grupo en un auténtico partidazo de un filial que sigue demostrando que tiene mucho que decir este curso.

Unión Deportiva Las Palmas Atlético vs Unión Deportiva Sanse

Las Palmas Atlético: Josep; Jesús Fortes, Álex Suárez, Curbelo, Yéremi Valerón; Raúl Alemán (Joel, 71′), Josemi; Fabio (Gopar, 62′), Kirian, Edu; y Róber (Toni Segura, 71′).

UD Sanse: Morales; Valverde, Sanjurjo (Kata, 68′), Satoca, Rivada; Zazo, Carlitos, Martínez; Fran Pastor (Galindo, 44′), Giovanni, y Perales (Escudero, 45′).

Goles: 1-0, Edu Espiau (81′).

Árbitro: David López Jiménez (Comité Catalán). Amonestó a Satoca (64′) y Edu Espiau (65′).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 14 del Grupo I de Segunda División B disputado entre Las Palmas Atlético y UD Sanse en el Anexo al Estadio de Gran Canaria.