Un hundimiento después del Málaga

Compartir
Foto: La Liga

La UD Las Palmas está ahora mismo en una crisis deportivo que arrastran desde hace más de dos meses, justo después de ganar al Málaga. A partir de ahí, los amarillos sólo han sumado una victoria en los últimos diez partidos y eso les ha llevado a acumular números de candidato al descenso. 

Queda bastante lejos en el tiempo, pero es notorio. Aquella victoria ante el Málaga en el Estadio de Gran Canaria que parecía suponer un golpe sobre la mesa en toda regla se ha acabado convirtiendo en un socavón. Derrotar a los de Muñiz fue una forma de entender que la UD Las Palmas enseñaba los dientes, pero es que fue aquel el último momento de alegría descontrolada, de ilusión sin parangón alguno.

Lo cierto es que desde el encuentro ante los malacitanos las tornas han cambiado hasta el punto de llegar a entrar en pánico. Si se empiezan a sumar puntos desde aquel 23 de septiembre, los insulares han sumado 9 puntos de 30 posibles. Estos números son los que podrían firmar muchos candidatos al descenso a Segunda División B, un aspecto que deja claro que las urgencias comienzan a ser preocupantes.

Además, en las últimas 5 jornadas la UD ha sumado los mismos puntos que, por ejemplo, el Tenerife, el Lugo, el Córdoba o el Zaragoza, equipos que están ahora mismo en la parte baja de la tabla. Con este escenario, se demuestra que la crisis que están pasando los amarillos no es pasajera ni mucho menos, por lo que Herrera tiene que encontrar esa vuelta de tuerca necesaria para salir de ese bache.

Queda mucha competición por delante. A eso es a lo que se aferran desde el club y desde un cuerpo técnico que, en boca de su máximo responsable, señaló el pasado domingo que no iban a descansar hasta darle la vuelta a la situación. No obstante, las distancias ya son amplias y la remontada no se puede hacer esperar más.

También te puede interesar…

#ANÁLISIS | Diego Parras, condenado a buscar una cesión

Compartir
Artículo anterior4 noticias de la UD Las Palmas para desayunar este martes
Artículo posteriorEl gol del Lugo lleva sabor canario