Herrera: “Veo al equipo con ganas y con ánimo”

Compartir

Sabiendo la importancia del choque en el Anxo Carro, el preparador barcelonés comentó en su paso por la sala de prensa que está convencido de que sus hombres van a sacar adelante esta situación. En ese sentido, relató que quiere buscar ciertos cambios que ha trabajado durante la semana y que quiere que Rubén Castro sea un jugador de 90 minutos. 

A vueltas con el sistema. “Prefiero no dar pistas y que lo veáis sobre el campo. He tenido dos semanas para ver cosas y conocer a los jugadores. Yo pediría tiempo y diría que hasta que vengan las vacaciones, pero no puedo porque tenemos trabajo por delante. Lo que sí que creo es que este equipo va a salir adelante. Como no puedo pedir tiempo para mí, lo que si pido es que mejoremos cosas y que se vea un equipo reconocible. Ante el Oviedo dominamos, pero falta un poco más de fútbol y de llegadas”.

¿Cómo está física y anímicamente el equipo? “Estamos intentando cambiar y mejorar esas cosas. Van apareciendo mejores. Tiene que ser suficiente para que tengamos un buen resultado. El equipo lleva semanas sin ganar, pero no me preocupa del todo eso. Hay equipos por las circunstancias que sea que empezaron muy bien y poco a poco se fueron al sitio que les correspondía. Y hay equipos como nosotros que no han empezado ni tan bien ni tan mal, pero estamos a tiempo. Nos hacen falta dos o tres victorias para salir adelante. Al equipo lo veo con ganas y con ánimo”.

Ha insistido en tener el balón durante esta semana. “Insisto en la pelota, en la pelota, en la pelota… Y en cambiar ese chip y convencerles de que este es un buen equipo. Debemos convencerles de que pueden salir adelante. El equipo está recuperando gente, como Momo, que es un jugador importante para tener la pelota. Gaby Peñalba podría apurar para la semana que viene, y eso nos puede ayudar a tener el balón. En fin, creo que veo un futuro esperanzador”.

Su visión del Lugo. “El Lugo es un gran equipo que ha ido mejorando poco a poco en los últimos años. Con el tiempo, si tienen en un buen hacer, equipos pequeños se convierten en equipos interesantes. Tienen doce o tres jugadores muy importantes y tienen dos mediocentros muy buenos. Son un equipo que saben a lo que juegan desde hace tiempo. Me parece un equipo muy interesante”.

¿Está mejor el equipo en cuanto a la gestión de ansiedad? “Se me hace difícil pensar que un profesional como los que tenemos en esta plantilla tengan ansiedad a tener el balón o a jugarla pronto. Yo ya vi en la última semana que había momentos en los que aparecía y desaparecía. Ahora nos queda asentarnos”.

Ganar los tres partidos antes de Navidad, clave. “Si ganamos los tres partidos sería la leche. Eso es lo que deseo, pero para que eso se dé tenemos que mejorar en todos esos aspectos: tenemos que no equivocarnos con la pelota, que demos pases sencillos… Si consiguiéramos algo así, se acabarían los fantasmas. Sería la situación perfecta”.

Cambios en el once y el juego. “Ya estamos en eso. Estoy pidiéndoles alguna cosa distinta. Espero que vayamos sumando pequeños detalles porque ellos lo saben. Esos detalles son los que nos tienen que hacer un equipo más ofensivo”.

Análisis del centro del campo formado por Timor y Javi Castellano. “Son los que hay. No teníamos a Galarreta y también creo que es una cuestión de confianza. Javi Castellano fue un jugador indiscutible conmigo y nos dio un rendimiento extraordinario hasta que se lesionó. Sí es cierto que no lo reconozco en todo lo que le conocía, pero estoy trabajando para volver a verlo. A Timor lo conocía de enfrentarme a él. Deben de ser suficientes ahora con Galarreta más Peñalba cuando se recupere”.

La situación de Fidel. “Fidel tiene que ir entrenando poco a poco. Es uno de los jugadores que estaban con la cabeza más abajo y hay que levantarlo. Me he enfrentado muchas veces a él y tiene que ser un jugador importante”.

El rol de Rubén Castro. “Yo quiero 90 minutos de Rubén. Entiendo que si en un partido lo estás haciendo todo bien y le puedo dar un descanso, lo voy a tomar. No es el caso de esta semana. Ahora valoro otras cosas que no me salieron bien del todo”.