¡Pesadilla antes del derbi! (4-2)

Compartir

La UD Las Palmas vuelve a vivir un calvario defensivo a una semana de ese derbi ante el CD Tenerife. Los amarillos cayeron ante el Lugo en un choque donde los gallegos aprovecharon el horrible encuentro defensivo de su rival y en el que los hombres de Paco Herrera no pudieron aprovechar todas las ocasiones que tuvieron durante el choque. El duelo ante los tinerfeños va a ser una auténtica final para cualquiera de los dos equipos. 

Una revolución. Paco Herrera quiso saltar al Anxo Carro en busca de un revulsivo que era tan necesario como vital. La apuesta del catalán fue una línea de cinco defensas donde Deivid volvía a tener protagonismo y con un centro del campo en el que tanto Maikel Mesa como Galarreta iban a tener un peso especial. El dominio de la pelota fue amarillo en esos primeros compases de tanteo, aunque un cabezazo de Iriome que se marchó por encima de la meta de Nauzet se terminó convirtiendo en la primera ocasión de peligro completamente real del envite.

Aunque los amarillos habían iniciado el encuentro con más balón, el Lugo estaba un tanto cómodo con ese guion. Buscando alguna contra y defendiendo de forma conjunta, los hombres de Monteagudo exponían sus armas para intentar hacer daño a su rival. A partir de ahí, en una acción en la que acumularon varias combinaciones cerca del área, un buen balón filtrado dejó a Lazo solo ante Nauzet, pero Deivid derribó claramente al atacante y el colegiado señaló la pena máxima.

Cristian Herrera tomó responsabilidades y, engañando perfectamente al meta de la UD, puso el primer tanto de la noche para los gallegos. Otro partido más en el que había que remar, otra noche más que comenzaba cuesta arriba para un equipo que ya acostumbra a recibir goles casi cada fin de semana como costumbre.

Aun así, la digestión del tanto lucense no tardó en realizarse. Un grandísimo Lemos se convirtió en el principal peligro amarillo y esa banda derecha comenzó a ser un filón. Primero fue Rubén Castro con un cabezazo y después un despeje de Josete que acabó envenenado ponían en jaque a la zaga del Lugo. A pesar de ello, el cuadro local también tuvo sus ocasiones de la mano de un Lazo muy activo.

El tiempo pasaba y mientras la pelota se repartía entre los dos equipos, otro buen remate de cabeza de Rubén obligaba a Juan Carlos a sacar una mano bajo palos en la que el delantero grancanario pedía gol. Sin embargo, lo que no sabía ‘El Moña‘ era que en el córner posterior a esa polémica jugada llegaría el empate. Un centro de Lemos acabaría siendo cabeceado por un Cala que remató mordido, pero la pelota le quedó justo delante para hundir el balón en las mallas de un zapatazo.

Las Palmas se vino entonces arriba. Con Lemos manteniendo un enorme nivel de juego, los amarillos mantenían en esa banda derecha su coto privado particular. De ese modo, se fueron sucediendo varias ocasiones consecutivas que no se terminaban de concretar, entre ellas un centro raso del carrilero diestro que no pudo enganchar Rubén de milagro muy cerca de la línea de gol de la portería galega.

Eran entonces los mejores minutos de una UD bastante incisiva, aunque en un centro de Kravets desde el costado zurdo hizo mucho daño a una defensa, la insular, bastante blanda. El balón colgado por el ucraniano encontró a un Cristian Herrera que llegaba desde atrás y que con el muslo volvió a adelantar al Lugo.

De ahí hasta el final de la primera mitad, el conjunto de Herrera quiso mantener el guion que le había llevado a dominar y empatar, pero los problemas para crear ocasiones aparecieron de nuevo, dejando 45 minutos para buscar otra remontada.

Teniendo en cuenta que la afrenta, dados los precedentes, era complicada, un muy buen pase filtrado de Lazo aprovechó otro despiste defensivo para que Escriche batiese a placer a Nauzet. Un mazazo más, un golpe más que gestionar en una auténtica bacanal de despistes atrás que estaban condenando, una semana más, a una UD perdida y sin rumbo ninguno. Aunque se había realizado un partido más correcto en cuanto al ataque, la zaga estaba quedando prácticamente desnuda.

Lo mejor de la situación amarilla era todo el tiempo que quedaba por delante, ya que el tanto lucense llegó en pleno reinicio del encuentro. La entrada de Fidel por David García fue la forma con la que Paco Herrera quiso dejar claro que no quería que se viese la imagen de apatía de encuentros anteriores. Pero sus jugadores quisieron poner todo lo que tenían en su ataque y fueron a por más.

En pleno proceso de recortar distancias, otro enorme centro de Lemos fue directo a la testa de un Maikel Mesa que remató perfecto al palo largo y la UD se encontró con un gol con el que aferrarse a la posibilidad de, como mínimo, sacar un punto. Eso elevó el tono ofensivo de los insulares y un pase al hueco de Fidel estuvo a punto de encontrar a Rubén. Sin embargo, en un error del Lugo llegó la mejor ocasión para poner el empate, ya que Araujo se plantó solo ante Juan Carlos y con un zurdazo mandó el balón al palo ante la incredulidad de sus compañeros.

Fue entonces cuando el partido se volvió loco y el Lugo tuvo varias oportunidades de abrir un poco más de distancia. Iriome, Cristian Herrera y, sobre todo, Escriche, pudieron darle otro golpe a Las Palmas, pero no estuvieron acertados. En el combate a los puntos eran los gallegos los que estaban ganando en esos instantes, alejando a los hombres de Paco Herrera de la portería contraria a pesar de que el choque estaba muy abierto y la bola iba de área a área a toda velocidad.

Un disparo de Fidel y un centro de Lemos que no encontró a Rubén pusieron en aprietos a los galegos. Era ahora la UD la que tomaba la iniciativa, una cuestión que llevó a Rafa Mir a entrar en el terreno de juego para buscar el empate.

No obstante, iban pasando los minutos y los amarillos no terminaban de romper con su desventaja, siendo una contra rapidísima de Blum lo más destacado en los primeros 5 minutos de los 10 finales. El Lugo ya daba por bueno el resultado y trató de frenar a su rival con un ritmo de juego más bajo, aunque eso no impidió a Iriome recibir de espaldas, darse la vuelta y batir a Nauzet con un golazo que cerraba ya el encuentro.

Las Palmas va a llegar al derbi tras otra pesadilla y consiguiendo que ese duelo ante el Tenerife se haya convertido en más que una final para los dos.

Club Deportivo Lugo vs Unión Deportiva Las Palmas

CD Lugo: Juan Carlos; Campabadal, Miguel Vieira, Josete, Kravets; Iriome, Seoane, Azeez, Lazo (Campillo, 75′); Cristian Herrera (Cruz, 83′) y Escriche (Juan Muñiz, 71′).

UD Las Palmas: Nauzet; Lemos, Deivid, David García (Fidel, 49′), Cala, Dani Castellano; Timor (Blum, 65′), Ruiz de Galarreta; Maikel Mesa; Rubén Castro y Araujo (Mir, 80′).

Goles: 1-0, Cristian Herrera (P) (11′). 1-1, Cala (24′). 2-1, Cristian Herrera (36′). 3-1, Escriche (46′). 3-2, Maikel Mesa (54′). 4-2, Iriome (91′).

Árbitro: Luis Mario Milla Alvendiz (Comité Andaluz). Amonestó a Deivid (10′), Timor (18′), Escriche (41′), Campabadal (50′), Juan Carlos, (87′) Rafa Mir (88′), Cala (94′) y Fidel (95′).

Incidencias: Partido correspondiente a la decimosexta jornada de LaLiga 1|2|3 que enfrentó al CD Lugo con la UD Las Palmas. El encuentro se disputó en el Estadio Anxo Carro.

Compartir
Artículo anteriorAsí vivimos el Lugo 4-2 UD Las Palmas
Artículo posteriorLos amarillos ante el Lugo, uno por uno