El Granca ficha a Josh Magette como temporero

Compartir

La lesión de Niko Radicevic ha obligado al conjunto amarillo a contratar de forma temporal al base estadounidense de 29 años, que llegará en los próximos días a la isla para ponerse a las órdenes de Víctor García. 

Nuevo base en la ciudad. El Herbalife Gran Canaria cierra una pieza más para mejorar la dirección de juego. El elegido para suplir a Niko Radicevic es el playmaker nacido en Alabama Josh Magette (29 años, 1.85), que llega procedente del Cedevita de Zagreb donde coincidió con Pablo Aguilar a principio de temporada, ya que ambos acabaron abandonando la entidad croata en poco tiempo.

Formado en la Universidad de Alabama, de la NCAA II, hizo carrera en la D-League de la NBA tanto en Los Ángeles D-Fenders como en los Atlanta BayHawks, encarrilando también dos experiencias en Europa una vez terminó el college, jugando antes de aterrizar en la liga de desarrollo en Holanda, concretamente en el Landstede Zwolle, y posteriormente en Grecia de la mano del Koroivos.

En 2015 Magette fue elegido mejor base de la D-League promediando 11.5 puntos, 9.1 asistencias y 2.4 robos, siendo esta su mejor temporada hasta la fecha en el baloncesto profesional hasta la fecha, aunque eso no le llevó directamente a la NBA.

Fue el curso pasado cuando después de varias campañas logró debutar en la mejor liga del planeta de la mano de los Atlanta Hawks. En la franquicia de Georgia jugó 18 partidos en los que no tuvo demasiado protagonismo, viéndose obligado a volver a hacer las maletas y firmar este verano con el Cedevita.

En el equipo dirigido por Sito Alonso promedió 6.1 puntos y 5.3 asistencias en Eurocup y ahora en Gran Canaria tendrá una nueva oportunidad de encontrar un hueco con el que intentar asentarse. De momento, Magette sólo llega para suplir a Radicevic y Hannah, ya que ambos están lesionados y el conjunto amarillo ya notó la ausencia de otro base ayer en Zaragoza. En los próximos días llegará a la isla.

Una ayuda necesaria

Durante el choque en Zaragoza se notó la ausencia de un playmaker y con la llegada del jugador de Alabama, Víctor García va a encontrar un director de juego zurdo, con buena mano y que lee bien situaciones de bloqueos directos. Quizás, por cuestiones físicas, pueda sufrir defensivamente ante bases más grandes y fuertes, pero las circunstancias marcan las urgencias de un equipo bastante mermado.